miércoles, 16 junio 2021 0:14

Los famosos e influencers no podrán hacer más publicidad relacionada con el juego de azar

Hasta hace poco, numerosas plataformas online hacían campañas publicitarias con personajes famosos, sobre todo del mundo del deporte y los medios de comunicación. Son muchos los que han aparecido en anuncios publicitarios y que han formado parte de la imagen de ciertas compañías.

El exfutbolista Julio Baptista, que jugó en el Sevilla y Real Madrid, era la imagen de las promociones de Betsson en su sección de apuestas deportivas. El actor Carlos Sobera protagonizó una campaña para 888 y José Coronado ha sido desde 2017 la imagen de bet365. Incluso estaba en programa para este 2021 que PokerStars fichara a Neymar Jr para alguna que otra campaña.

Además, la publicidad en redes sociales ha aumentado y son muchos los influencers que han compartido promociones muy llamativas en sus redes para atraer a más usuarios a estas plataformas de juego online. Sin embargo, esto ha pasado a ser historia con la entrada en vigor del Artículo 15 del Real Decreto sobre la publicidad del juego.

Pues desde el 1 de abril los operadores han dejado de poder asociar su imagen a personajes de notoriedad pública, reales o de ficción. Una propuesta que no afectaría a toda la publicidad, pero que sí ha hecho que muchas de sus estrategias de marketing hayan tenido que ser modificadas.

Además, desde mayo se ha puesto también fin a los bonos promocionales y de captación de nuevos clientes y con el final de la temporada deportiva en agosto se acabarán los patrocinios deportivos. Unos cambios que afectarán al sector y a los que estaban involucrados pero que no supone el fin de la actividad, ni el fin de las promociones para los usuarios.

Pues, a pesar de que las campañas publicitarias se verán reducidas, en los casinos online fiables como de costumbre se podrán seguir obteniendo bonos y beneficios de manera regular una vez se haya efectuado el registro en la plataforma. De esta forma los usuarios deberán informarse por cuenta propia si están interesados, siendo una elección únicamente del jugador.

El ministro ha recalcado en numerosas ocasiones que las medidas que se han implantado no pretenden ni tienen la finalidad de prohibir el juego ni mucho menos pues es y seguirá siendo legal en España, sino que más bien se trata de medidas para regular la publicidad que se hacía en el sector.