jueves, 17 junio 2021 8:20

La Infanta Elena, emocionada ante el cariño y apoyo del público durante su visita a los toros

La Infanta Elena se ha convertido en el miembro de la Familia Real más cercano al pueblo. Lo cierto es que ha heredado de su padre su amor por la tauromaquia y no duda en apoyar con su presencia los festejos que se están celebrando en la capital con motivo de la recuperada Feria de San Isidro. Si el pasado 2 de mayo la vimos en Las Ventas disfrutando de la corrida con sus hijos Victoria Federica y Froilán, en esta ocasión la Duquesa de Lugo ha asistido a la faena de Roca Rey y Pablo Aguado en la Plaza de Toros de Vistalegre, donde compartió confidencias en el palco con la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso.

Infanta Elena

Pero, si algo ha llamado nuestra atención ha sido el cariño que el pueblo tiene por Doña Elena en uno de los momentos más delicados para la monarquía y cuando la hermana del Rey Felipe ya no tiene presencia en la agenda institucional. Y es que numerosas personas esperaron a la Infanta tras la corrida para demostrarle, en forma de aplausos y gritos de ánimo, su apoyo incondicional.

Demostrando su cercanía y naturalidad, y como si de una celebrity se tratase, la Infanta Elena no dudó en pararse con todos los aficionados que se lo pedían, haciéndose fotos amablemente sin perder la sonrisa, encantada por esta muestra de cariño espontáneo por parte del pueblo, que correspondió sin ocultar su alegría.

Eso sí, fiel a su discreción, la Duquesa de Lugo evitó comentar cómo se encuentra el Rey Juan Carlos y si el emérito regresará pronto a nuestro país.