viernes, 14 mayo 2021 3:50

El cuñado de la infanta Elena cumple 60 años: lo que Victoria Federica tiene que aprender de él

Todo el mundo conoce a Jaime de Marichalar por su matrimonio fallido con la Infanta Elena, del cual nacieron Froilán y Victoria Federica, dos de los nietos del Rey Juan Carlos I que en los últimos tiempos no han dejado de protagonizar polémicas que les ha llevado a ser indispensables en la prensa sensacionalista.

Álvaro de Marichalar es el hermano de Jaime, aristócrata y empresario español que vive en la sombra y poco sabemos de él y de su vida privada. Prestó servicio al Ejército del Aire durante dos años, pero un accidente de tráfico le hizo abandonar el mundo aeronáutico y fue entonces cuando emprendió sus primeros pasos como empresario.

En 1984 fundó TeleSat, una compañía de venta de antena parabólicas y dos años más tarde, creó otra compañía pionera en la comercialización de telefonía móvil, pero su verdadera pasión y por la que se desvive es el mar.

Ha llevado a cabo 38 expediciones marítimas, galopa por los mares del planeta sobre una moto acuática demostrando que se desenvuelve mejor que nadie entre las olas haciendo historia y consumiendo una serie de récord que nadie imagina.

Viene de una familia perteneciente a la Aristocracia, sus padres, Amalio de Marichalar y Concepción Sáenz de Tejada, les educaron a todos con una estricta educación y eso les ha permitido a los hermanos, ser muy conscientes de sus principios y tener una moral arraigada.

Álvaro de Marichalar mantiene una relación sentimental con Natali Koretskay y son pocos en los eventos a los que han acudido juntos. Y es que no cabe duda de que la discreción y el buen hacer priman en la vida del hermano de Jaime, que siempre ha querido permanecer en un segundo plano.