comscore
jueves, 29 septiembre 2022 19:06

Paula Echevarria llora de emoción al presentar a su pequeño Miki

Después de tan solo 48 horas, del nacimiento de Miki, su primer hijo en común, Paula Echevarría y Miguel Torres han abandonado el hospital madrileño en el que la actriz dio a luz. Juntos han presentado, muy emocionados a su pequeño antes de poner rumbo a su domicilio para que Daniella, de 12 años, conozca por fin a su hermanito.

Más enamorados y unidos que nunca, Paula y Miguel han posado con su bebé, un niño sanísimo y muy bueno del que la actriz ya ha confesado que se ha convertido en el «amor de su vida» y que cuyo parecido con su famoso papá es innegable, por lo que le han apodado como «mini Mike».

Paula Echevarria llora

Sin poder contener las lágrimas de emoción y alegría mientras Miguel la miraba con absoluta devoción, Paula ha sido la encargada de llevar en brazos, con muchísima ternura, al pequeño Miguel, que ha abandonado el hospital durmiendo plácidamente a sus 48 horas de vida.

Visiblemente recuperada y sin quitarse la mascarilla quirúrgica en ningún momento, Paula ha optado por unos cómodos vaqueros, unas zapatillas deportivas y una elegante blazer jaspeada en color verde, un outfit sencillo pero ideal con el que ha demostrado lo bien que le ha sentado la maternidad. Y es que no se puede negar que está más guapa que nunca.

En el momento más feliz de sus vidas, Paula y Miguel han desvelado todos los detalles del nacimiento de su pequeño y, sin poder contener las lágrimas, la asturiana ha confesado que debido a las restricciones impuestas por la pandemia su hija Daniella todavía no ha podido conocer a su hermanito

¿Cómo ha ido todo?

– «Muy bien»

–  ¿Qué tal se porta el pequeño Miguel? ¿A quién se parece? ¿Le sacáis algún parecido? ¿Al padre no?

–  «Igual»

– ¿Cómo te ves de padre primerizo?

-«Tengo la mejor madre del mundo»

¿Estáis felices?

– «Mucho chicos gracias»

–  ¿Cómo se porta el pequeño?

– «Es súper bueno»

Imagino que con muchas ganas de que lo vea Daniella

– (muy emocionada y limpiándose las lágrimas): «Sí»

¿Con la pandemia no ha podido venir no. Ha sido muy distinto?

– «Sí, claro. Diferente pero bueno. También especial para nosotros para conocernos y ahora ya para casa».

¿le conoce ya la familia por videollamada?

– «Sí, pero nada más. Nos vamos que están deseando que lleguemos»

¿qué ha pesado y medido?

– «3,100»