martes, 11 mayo 2021 15:10

Docentes de TuTFGaMedida ofrecen pautas para defender un TFG online

La situación de pandemia actual ha derivado en un cambio en los paradigmas de la educación y en la forma de impartir las clases. A día de hoy, son muchas las universidades que siguen realizando exámenes online, así como la defensa del Trabajo de Fin de Grado. Los docentes de la empresa especializada en la redacción de TFG, TuTFGaMedida, explican varias pautas para superar la presentación online de manera exitosa.

Muchas de las universidades españolas han implementado un nuevo sistema de evaluación, la modalidad online o la modalidad semipresencial. En el primero de los casos, los estudiantes no tienen que visitar el centro de estudios puesto que las clases se imparten únicamente a través de internet y mediante videoconferencias. En el segundo de los casos, la dinámica es muy similar con la diferencia de que los alumnos deben acudir de manera puntual a los centros en sesiones de carácter obligatorio. Estas tienen como fin aprovechar la jornada para comentar dudas puntuales con los profesores, hacen entrega de actividades o asistir a ponencias, entre otras. En el caso de los exámenes, son muchos los centros que han optado, así mismo, por realizarlos de manera online.  Para ello, se han implementado nuevas tecnologías, como el sistema de bloqueo del navegador —para que los alumnos solamente puedan abrir las páginas de la prueba—.

La defensa del TFG online es otra de las modalidades adoptadas por muchas universidades. Desde TuTFGaMedida explican que se trata de una práctica que se venía realizando desde hace tiempo, aunque no con tanta frecuencia. “La defensa del TFG online se realizaba por muchas universidades en el caso de estudiantes que no podían acudir al centro por diferentes causas, como la imposibilidad para moverse a causa de un accidente, o por encontrarse fuera del país al encontrarse de Erasmus”, señalan desde la empresa especializada en la redacción de TFG a medida para estudiantes. En la actualidad, resaltan, “el número de universidades que han adoptado esta práctica se ha multiplicado de manera considerable debido al COVID-19, por ello cada vez son más los estudiantes que deben defender su TFG desde casa”.

Para los docentes de esta compañía especializada en la elaboración de todo tipo de TFG, TFM y trabajos universitarios por encargo, con más de 4500 trabajos realizados de manera exitosa, resulta fundamental prestar especial atención al nuevo panorama educativo para poder pasar con éxito la defensa del trabajo final de la universidad. Los docentes de TuTFGaMedida se distinguen según la especialización de la carrera, abarcando las diferentes ramas para las cuales los universitarios solicitan ayuda en sus trabajos. Para ellos las claves en una buena defensa son las siguientes: Preparar adecuadamente el contenido, ensayar la presentación, anticiparse a las preguntas, prestar atención a la vestimenta y al espacio de trabajo, y cuidar la comunicación no verbal.

“Cuidando estos detalles y contando, siempre, con una adecuada conexión a internet será muy sencillo aprobar esta última parte del TFG”, puntualizan.

Preparar una buena presentación

Por lo general, explican desde TuTFGaMedida, el tiempo de las defensas del TFG suelen tener de máximo 15 minutos, más las preguntas de los docentes. Por lo tanto, señalan, es muy importante contar con una buena capacidad de síntesis para destacar lo más importante del trabajo y hacerlo de la forma correcta. “El tiempo es clave en la defensa del TFG, es uno de los aspectos más valorados. Por ello, es muy importante preparar una presentación que se ajuste a él y nos permita hablar de aquello que consideramos más importante”, matizan. Desde TuTFGaMedida recomiendan la utilización de PowerPoint, aunque también de Prezi para los más “creativos”. Ahora bien, en cualquier caso, resaltan no recargar demasiado las presentaciones con animaciones ya que estas pueden ralentizar la exposición. “Se debe resaltar la información de manera muy gráfica y visual”, aclaran.

Desde la empresa explican, así mismo, que es importante no realizar una presentación cargada de demasiado texto. “Una presentación con mucho texto da una mala imagen al tribunal evaluador, esto genera una impresión de inseguridad y falta de dominio del tema. Además, de resultar aburrido”, describen los docentes.

Ensayar la presentación

Fundamental, expresan los docentes de TuTFGaMedida. “Esto nos ayudará, en primer lugar, a tener más confianza en nuestro discurso y a no irnos por las ramas” y, en segundo lugar “a controlar el tiempo”. Ahora bien, desde la compañía señalan que no se trata de aprenderse el discurso de memoria, sino a expresarlo con las propias palabras y de manera natural. “Aprenderse las cosas de memoria puede ser un desastre en el momento en el cual se nos olvide una palabra o idea, es mucho mejor contar con un guion —la presentación— que nos sirva de ayuda para recordarnos aquello de lo que queremos hablar y hacerlo de manera más natural”, describen.

Anticiparse a las preguntas

Algo que también recomiendan desde TuTFGaMedida es anticiparse a las preguntas. “Se trata, sobre todo, de plantearnos cuáles son aquellos temas más complejos dentro de nuestro trabajo y saber como responder a ellos, ya que posiblemente sea sobre lo que nos pregunte el tribunal examinador”, puntualizan y añaden que “también suelen hacer especial énfasis en la pregunta de qué aporta tu trabajo o qué has aprendido con él”. Así mismo, desde la compañía matizan la importancia de no interrumpir al tribunal hasta que hayan finalizado su intervención. “No pasa nada si hay unos segundos en silencio, es algo normal teniendo en cuenta que te encontrarás realizando una videollamada. Es mejor eso a estar interrumpiéndolos cada dos por tres, lo cual puede interpretarse como una falta de respeto”, aclaran.

Prestar atención a la vestimenta y al espacio de trabajo

Cuidar la imagen personal es importante para llevar a cabo la defensa de un TFG, explican. Ahora bien, se debe elegir un conjunto que “nos haga sentir cómodos/as y no nos desconcentre durante nuestra presentación. Es decir, cómodo pero elegante”, expresan. En cuanto al espacio, lo mejor es que sea un despacho o, si es en la habitación, que esta “esté ordenada y presentable”, matizan.

Cuidar la comunicación no verbal

La comunicación no verbal, por último, es de gran importancia también, tal como explican desde TuTFGaMedida. “Ya lo decía la escritora Flora Davis en su libro sobre la comunicación no verbal que muchas veces transmitimos más con nuestra mirada, nuestros gestos y expresiones que con lo que realmente decimos”, expresan. Por ello, aclaran que hay que cuidar la posición corporal, la mirada y el tono de voz. “No hay que hablar ni demasiado alto, ni demasiado bajo, tampoco hay que pasarse con la velocidad. El discurso debe ser claro y debe contar con matices en el tono para poner énfasis en los diferentes puntos o temas a destacar”, añaden. “En el caso de la mirada, al ser una videollamada, dará una mejor impresión si la haces mirando directamente a la cámara. Con ello tu presentación tendrá más fuerza y un trato más cercano”, concluyen desde TuTFGaMedida.