martes, 11 mayo 2021 14:48

Tania Llasera publica su primer libro ‘La vida a mordiscos’: “En este libro no me callo nada”

Tania Llasera disfruta de uno de los mejores momentos de su vida. No solo ha dado un cambio físico brutal, sino también mental. La presentadora publica su primer libro de cocina, La vida a mordiscos, un recetario único para aquellos ‘rebeldes’ a los que le gusta experimentar entre fogones con las recetas que han marcado la vida de la comunicadora y de las que, en los últimos tiempos ha presumido en sus redes sociales, dejando claro la buena mano que tiene también como chef.

Tania Llasera

Con motivo de su lanzamiento, Tania nos desvela todos los secretos de La vida a mordiscos y confiesa cómo le afectaron las críticas que recibió con su cambio de peso a las que, en un gran momento personal y profesional, ha preferido no dar importancia.

Tu libro, recetas para rebeldes, qué vamos a encontrar.

– “Lo que podéis encontrar son recetas de cocina de mi casa, de mi familia, de toda la vida además de rectas para la vida, cómo aprender a decir que no, coger las riendas de tu vida. Es mi libro más personal, no solo tiene mis propios dibujos, mis fotos, el texto y hasta las fotos de la receta son mías hechas en mi cocina como ha podido, no hay libro más personal que este. No entiendo escribir un libro sin desnudarme un poquito, empecé por mi infancia, luego adolescencia, veintena, treintena, la cuarentena… lo escribí todo durante el confinamiento.”

Lo que te dejaban los niños, debió ser complicado.

– “Para escribir este libro durante la cuarentena tuve que arañar minutos a través de los días porque al final la rutina, los niños, tu marido hablando siete idiomas a tu alrededor mientras trabaja, estar encerrado en tu piso… hay cosas que ayudaron como estar encerrada en el piso, al final cocinas y sacas fotos encantada, pero tener tiempo para escribir ha sido complicado, bueno lo he conseguido.”

¿Te ayudan con la cocina?

– “Sí, tanto Pepe como Lucía, Pepe tiene 5 y Lucía tiene 3 y medio les gusta cocinar, ayudarme, pienso que es parte de su educación.”

En el libro hay muchas recetas heredadas de tu madre.

– “Al ser una familia bicultural todas las recetas son mezcla, como yo. Está el marmitako que es vasco pero que lo hace mi madre y lo ha mejorado, luego el chilli con carne que es más americano y ese tipo de comida inglesa que te apetece. Hay mucha cocina que a mí me sienta bien al alma.”

Haces referencia a la etapa en la que dejaste de fumar que estabas muy contenta pero que cogiste peso y todo el mundo empezó a opinar.

– “Es curioso, este libro lo escribí durante el confinamiento cuando cogí las riendas de mi alimentación, empecé a no sé cuántas tallas más de la que tengo ahora mismo y se ve la evolución en el libro como al final empiezo a ayunar y cambio de peso. No me cierro a nada, en este libro no me callo nada, se ve mi corriente de pensamiento.”

A mucha gente le funciona esto del ayuno.

– “Es verdad que me da un poco de miedo aconsejar, lo que quiero decir es que me funciona el ayudo intermitente pero no es una dieta, es un cambio vital. Lo voy a hacer de por vida, me sienta bien, ya lo hacía sin la etiqueta del ayuno. Yo siempre me saltaba el desayuno porque no me entraba. Siempre con seguimiento médico, me hago análisis, que todo vaya bien pero a mí me lo recomendó un médico, me está sentando muy bien y apoyo a todo aquel que quiera investigarlo.”

Has aumentado el ejercicio.

– “Si, el ayudo intermitente no va solo, yo llevo entrenando muchos años, entreno tres veces en semana, doy paseos, he empezado a meditar en el confinamiento y hacer algo de yoga, me sienta muy bien, estoy intentando acumular cosas del confinamiento que me sienten bien al cuerpo y a la mente.”

¿Tu experiencia en las redes siendo una ‘real mum’, es difícil?

– “Yo creo que trabajar en televisión me ha ayudado mucho, tengo una edad y un bagaje, no le puedes caer bien a todo el mundo, es imposible, Siempre habrá gente a la que le caigas fatal y es lógico, a no me cae bien todo el mundo. Las redes ha sido un poco la prolongación natural de la televisión y el efecto de los hater. Ahora tienen más acceso a decirte lo que piensan, antes lo podían escribir en un foro y poco más. Yo lo llevo bien, no tengo 20 años y no estoy recién empezada. Como digo en el libro vengo de una familia nudista, un poco distinta* solo que tú estés cómoda en tu cuerpo y estar desnuda sin darle más valor ya es una buena base para luego cuando tienes cambios de físico como he tenido yo o cuando tienes críticas a tu físico, esa base de vivir tu cuerpo con naturalidad y habitarte con tranquilidad en esa corriente que me gusta mucho más que el ‘body positivity’. Que se deje de normalizar la crítica constante del cuerpo ajeno. Es lo que me pasó en 2014 cuando engordé tanto, porque la sociedad me hizo una especie de antes y después, si a mí no me importa, si me veo mejor y estoy intentando quedarme embaraza, qué más te da a ti. Eso fue lo que realmente creó una revolución, estoy más gorda y qué, cuál es el problema, ahí empezó todo.”

A la gente le gusta opinar.

– “A la gente le gusta mucho opinar, que a mí también. Mi abuela decía si tienes algo agradable que decir, dilo, si no cállate. Me educaron en no atributos físicos, mi madre jamás me ha dicho qué guapa eres, me ha dicho qué graciosa, que fresca, que natural, qué creativa, lo que sea, menos el atributo físico. A la gente muy delgada también le pasa, vamos a dejarnos un poquito tranquilas.”

¿Planeas otro libro?

– “Sí, estoy escribiendo uno nuevo ya sobre el cuerpo femenino, sobre todo de esto que estamos hablando me parece muy necesario, muy importante y tengo muchas ganas* siempre tengo ganas al principio, luego tengo un punto que digo qué hago escribiendo sobre esto que no tengo ni idea y luego estoy orgullosa, es un poco* locura. Además tengo un proyecto nuevo que me apetece mucho contaros, pero no puedo todavía, está en pañales. Voy a hacer algo que no me habéis visto nunca hacer.”