domingo, 18 abril 2021 14:12

Las okupaciones, una realidad de España que afecta a sus ciudadanos

La okupación es un delito tan recurrente en España en estos días que no es raro pensar seriamente en tomar medidas cautelares. Lo tardío de los procesos legales junto con las bajas sanciones hacen que la responsabilidad recaiga más que nunca en los ciudadanos para prevenir la situación o actuar pronto en caso de ocurrir.

El panorama actual

Por desgracia, uno de los temas más recurrentes en las noticias en España fueron los okupas. Más de una vez nos hemos topado con un reportero delante de un inmueble okupado para exponer la realidad que está ocasionando este acto, además de citar a vecinos inconformes con la situación y a los dueños que parecen tener las manos atadas.

La denuncia más común por parte de los medios es que el foco del problema se originan en la Administración de Justicia y su aparente incompetencia que ha permitido que miles de personas habiten de forma ilegal en viviendas que no son suyas. El panorama empeora cuando escuchamos lo difícil que es desalojar los inmuebles, siendo una misión casi imposible.

Este problema es más real de lo que podría parecer a simple vista por lo inverosímil que es. De acuerdo con el Ministerio del Interior, las denuncias por ocupaciones ilegales se han incrementado en un 40,9% en 4 años. Pasamos de tener 10.376 casos conocidos por las Fuerzas de Seguridad en el 2015 a 14.621.

Si bien la gran mayoría de las okupaciones estimadas ocurren en edificios que no son residenciales como podrían ser inmuebles pertenecientes a entidades bancarias, las residenciales son el caso más grave. Lo más preocupante es que puede ocurrir incluso en las viviendas principales, aunque las secundarias son el objetivo más común.

Bajo una perspectiva en la que la Administración está tomando un rol tan pasivo y las leyes al respecto son bastante laxas para los que cometen el crimen, la acción más inmediata a tomar por parte de los ciudadanos es prevenir la okupación. Es aquí donde el rol de los cerrajeros Alicante cobra mayor relevancia, siendo expertos en seguridad.

Medidas para proteger tu residencia

El objetivo principal de los cerrajeros Torrevieja es ayudar a proteger los bienes de sus clientes y las personas mismas. Su trabajo no se reduce a solo cambiar cerraduras, copiar llaves o abrir puertas, sino que más bien su objetivo es trabajar en pro de la seguridad contra los intrusos. Por lo tanto, son ellos los que te darán las medidas exactas en tu caso, pero siempre puedes (y debes) empezar a tomarlas cuanto antes.

Un sistema de seguridad

Hay que tener en cuenta que muchas veces los sistemas de seguridad ni siquiera llegan a evitar que la intrusión, sino que actúan desde antes. Los ladrones o los intrusos se piensan dos veces antes de intentar acceder a una vivienda sin permiso cuando ven que está protegida porque llamarían mucho la atención en caso de que se active el sistema.

Los cerrajeros Elche están en la capacidad de diseñar un sistema acorde a tus necesidades y tu presupuesto. El sistema puede incluir desde alarmas que se activan por el movimiento hasta cámaras de seguridad que envían una señal a tu móvil en cuanto detectan que hay intrusos.

Una parte más mecánica que impide directamente el acceso es cambiar todas las cerraduras y puertas por unas de seguridad que solo se puedan abrir con una llave específica y que sean inviolables. Los pasadores con seguro en las ventanas son otra medida efectiva con un coste muy asequible.

Como si estuvieras en casa

Las okupaciones no son violentas en sí mismas porque ocurren cuando un inmueble no está en uso. En otras palabras, no serán un riesgo si estás siempre en casa. No es una opción viable, en especial si se trata de una segunda residencia que usas un par de meses al año, pero siempre puedes hacer ver a los demás que sí estás allí.

Algunas ideas básicas son no dejar todas las luces apagadas cuando la vivienda vaya a estar desocupada solo por un par de días, e incluso dejar algo de ropa colgada secando. Dejar la tele encendida, o algo que haga un poco de ruido como una radio también son una buena opción.

Lo más importante es no avisar en las redes sociales ni montar fotos cuando la familia entera se vaya de viaje porque es un aviso claro de que cualquiera puede entrar sin inconvenientes. Después de haber terminado el viaje, podréis montar todas las fotos y vídeos tomados antes.

De todas formas, es necesario consultar con cerrajeros Santa Pola para establecer un plan de prevención. Y, en caso de ser víctima, acudir lo antes posible a las autoridades para iniciar el proceso de desalojo porque toma hasta 6 meses para aprobar la orden, aunque puede acortarse mucho este período si el delito no se califica como leve.