lunes, 19 abril 2021 12:18

Felipe y Letizia: sus imágenes más tórridas en su viaje a Andorra

Don Felipe y Doña Letizia continúan con su viaje de Estado a Andorra para poner de relieve y reforzar las relaciones bilaterales entre ambos países, un periplo que comenzó este jueves con una frenética jornada en la que los monarcas recibieron el cariño del pueblo andorrano, y que concluye esta tarde después de casi 48 horas inolvidables en la que ha sido la primera visita oficial de los Reyes al pequeño principado, su primer viaje al extranjero desde que comenzó la crisis sanitaria en marzo del año pasado.

Este viernes la jornada ha comenzado con la visita de los Reyes al Colegio Español María Moline, una de las seis escuelas públicas españolas que hay en el principado. Un acto relajado en el que Don Felipe y Doña Letizia se mostraron más naturales y cercanos que nunca, conversando con profesores y alumnos para conocer más en profundidad el modelo educativo del país pirenaico.

Demostrando lo ‘niñeros’ que son, los Reyes compartieron confidencias y sonrisas con cuantos pequeños – con banderitas de España – se acercaron a saludarlos. Un auténtico baño de cariño e ingenuidad *que han recibido Don Felipe y Doña Letizia esta mañana por parte de los niños, antes de recorrer entre sonrisas las instalaciones del Colegio.

Así, hemos podido ver a los monarcas visitando el patio y la biblioteca, además del laboratorio de ciencias naturales, donde se encontraban unos alumnos de bachillerato realizando unas prácticas. Allí, demostrando su innata curiosidad, la Reina no dudó en detenerse en un microscopio, observando atenta lo que estaban estudiando los jóvenes.

Posteriormente, los Reyes se han desplazado hasta la Iglesia de Santa Coloma, una de las más bellas de Andorra, antes de asistir al almuerzo oficial ofrecido por el Gobierno de Andorra en honor de sus Majestades. Esta tarde, para concluir su visita al Principado, Don Felipe y Doña Letizia conocerán la Casa Museo d’Areny-Plandolit.

Un broche de oro para un viaje de Estado corto pero intenso en el que los Reyes se han ganado con su cercanía y su naturalidad el cariño de los andorranos, que les han arropado y aplaudido durante estas dos jornadas en las que Don Felipe y Doña Letizia han conocido el Principado y se han empapado de su cultura y sus tradiciones.