lunes, 19 abril 2021 11:53

La Infanta Elena vacila con un saludo a los rumores sobre su inexistente relación con el Rey Felipe VI

Situada en el punto de mira de todos tras haberse vacunado contra el Covid en su última visita al Rey Juan Carlos en los Emiratos Árabes, la Infanta Elena intenta ignorar las feroces críticas por su comportamiento y, poniendo al mal tiempo buena cara, continúa con su día a día.

Infanta Elena

A pesar de que diferentes fuentes aseguran que su relación con el Rey Felipe VI atraviesa por uno de sus peores momentos, que no mantienen trato alguno desde que se vacunó contra el Coronavirus, y que su cuñada, la Reina Letizia, no puede soportarla ni a ella ni a su hermana, la Infanta Cristina, Doña Elena prefiere dar la callada por respuesta y centrarse en su trabajo.

Así, un día más hemos visto a la Duquesa de Lugo saliendo de su domicilio al volante de su propio coche, bastante seria y sin hacer declaraciones acerca de su maltrecha relación con Don Felipe. Molesta, y acelerando su vehículo, la Infanta Elena da la callada por respuesta a las críticas que la culpan de dañar a la imagen de la monarquía con su actitud.

Sin embargo, a su llegada a su trabajo en la Fundación Mapfre, la primogénita de los Reyes eméritos se muestra mucho más relajada y bastante más simpática que en días pasados y, a paso ligero, no duda en saludar a la prensa con la mano mientras bajo la mascarilla quirúrgica se adivina un atisbo de sonrisa en su rostro. Eso sí, fiel a su costumbre de no hablar, la Infanta Elena, centrada en su teléfono móvil, evita confesar si está arrepentida por su vacunación en Emiratos Árabes o si va a pedir perdón públicamente por su comportamiento. Un acontecimiento que sin duda habrá causado brechas en la relación con su hermano.