miércoles, 21 abril 2021 13:55

Bombazo: Loli, la quiosquera, amiga íntima de Isabel Pantoja a la que le debe 80.000 euros, rompe su silencio

Isabel Pantoja está de nuevo en el ojo del huracán y es que posiblemente muy pronto la veamos de nuevo sentada en el banquillo de los acusados ante un juez. Una antigua amiga le reclama una cantidad que ascendería a los 76.000 euros y que la tonadillera no estaría dispuesta a devolver. Después de prestarle todos sus ahorros antes de su ingreso en prisión y haber esperado durante años a recuperar dicho dinero Loli, que así se llama la que un día fue íntima amiga de la tonadillera se ha cansado de esperar. Se siente defraudada y traicionada por Isabel Pantoja y está dispuesta a ir hasta el final para volver a disfrutar de lo que es suyo. Viva la vida se ha desplazado hasta el barrio sevillano del Tardón, donde la mujer regentaba un kiosco para hablar con ella en exclusiva y conocer la opinión de la mujer que tiene en jaque a la cantante. Si quieres saber qué es lo que ha contado, sigue leyendo, porque te lo desvelamos a continuación.

Isabel Pantoja entre las cuerdas: ¿Volverá a sentarse en el banquillo de los acusados?

Isabel Pantoja llorando

> La periodista Paloma García Pelayo era la encargada de descubrirnos por qué Isabel Pantoja volvería a estar en el punto de mira de la justicia. Así lo contó en El Programa de Ana Rosa: “Una reclamación interpuesta por una amiga de Isabel Pantoja, que regentaba un kiosco de prensa, y que después de estar 7 años esperando ha decidido reclamar la cantidad que le debe. La señora Pantoja tendrá que declarar de nuevo ante el juez”. Y es que aunque esta vieja amiga desee recuperar lo que es suyo esta le ha interpuesto una demanda de conciliación previa a una demanda en rigor. Es por ello por lo que le da la oportunidad de resolver el asunto por las buenas y no ante un juez. Aunque, si no acepta se verán las caras en un lugar donde Isabel Pantoja no querría volver a pisar, pero que deberá hacerlo irremediablemente.

La cantante ha recibido una citación judicial que podría ponerla en una buena encrucijada. Loli, una antigua amiga de la cantante de “Marinero de Luces” que regentaba un kiosco en Sevilla. De 81 años de edad y una amistad que duró casi 45 años, le reclama la cantidad de 76.000 euros. Su amistad se rompe en el año 2014, justo antes de que La Pantoja ingresara en prisión. La quiosquera en cuestión le deja en aquel momento 86.000 euros. Solo le ha devuelto 10.000. Ahora reclama lo que le pertenece, algo que ha sorprendido enormemente a su hijo Kiko Rivera, pero también a su nuera, que ha contestado desde el plató de Viva la vida.

Siguiente: Irene Rosales da la patada a su suegra y se posiciona al lado de la quiosquera