sábado, 8 mayo 2021 20:25

Carmen Martínez-Bordiú vs. Isabel Preysler: dos amigas muy diferentes con una vida emocional muy parecida

Carmen Martínez-Bordiú acaba de cumplir 70 años, y su gran amiga Isabel Preysler lo hizo el pasado 18 de febrero. Ambas celebran sus bien llevados setenta años y una larga relación de amistad sin apenas baches. Las dos amigas, que en muchas cosas no tienen nada que ver, en muchas otras son muy parecidas. Conocen los mayores secretos, la una de la otra y de ahí nunca saldrá…

La vida de las dos ha tenido muchos paralelismos, teniendo Isabel y Carmen unos ideales muy distintos. Son las reinas de la prensa rosa, del papel cuché tan valorado, y han hecho de ella su fórmula de vida. Incluso han protagonizado portadas juntas. Han conseguido captar un interés mediático que crece año tras año. Son incombustibles y tienen la fórmula mágica de estar en el candelero, que no en el candelabro de Sofía Mazagatos, desde que eran unas adolescentes. ¿Hasta que punto sus vidas se parecen? ¿Hasta qué punto se diferencian? Si quieres saberlo, te lo contamos todo a continuación.

Isabel Preysler y Carmen Martínez Bordiú: dos buenas amigas con intereses diferentes

Isabel Preysler y Carmen Martínez Bordiú

> Si Isabel buscaba un posicionamiento en la alta sociedad al casarse con el marqués de Griñón, a su amiga los títulos nunca le habían importado. Y es que ella ya venía con ‘todos los títulos posibles’ de cuna. Con su primera boda, ya casi se le veía como reina, y es que el duque de Cádiz era el heredero al trono español por parte de su abuelo, Alfonso XIII.  No le importaban los  títulos, hasta hoy, que ha luchado hasta conseguir el de marquesa de Villaverde, heredado de su madre. Algo que ha luchado, y hasta ha llegado a pagar por ello. Gracias a todo el esfuerzo consiguió su título, que de repente, era lo que más deseaba en el mundo. Carmen Martínez-Bordiú es la duquesa de Franco.

Ahora ambas viven una nueva juventud. Isabel con su novio octogenario, pero incansable, Mario Vargas Llosa. Un Premio Nobel que ha conseguido sacar de casa a la filipina para asistir a todos los eventos posibles. Y hasta consiguió que acudiera al plató de Masterchef para apoyar a su hija, Tamara Falcó en su lucha por el trofeo. Pero a Isabel Preysler no le dio como su amiga, a pesar de ir a la televisión, por arrancarse a bailar como lo hizo la Bordiú en ¡Mira quien baila!… Ella los  reserva para su parte más privada. Aunque bailecitos sí que le dedica al escritor internacional.

Mientras Carmen sigue con su chico de cuarenta. E intentando remendar sus errores del pasado, está en Portugal, incluso ejerciendo de abuelaza con los hijos de Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas y de su hija Cynthia, a los que adora. Algo que seguro que sus hijos le agradecen ya que nunca ejerció de madre con ellos.

Así que ambas están, a sus 70 años, viviendo su mejor viva, siendo felices y disfrutando de los suyos. Algo, que además, siempre han conseguido y así lo han transmitido públicamente.