domingo, 18 abril 2021 1:14

Repasamos todas las parejas sentimentales que han pasado por la vida de Carmen Martínez Bordiú

La vida de Carmen Martínez Bordiú siempre ha estado bajo el foco mediático, de pequeña por ser ‘hija de’ y ‘nieta de’. A lo largo de su adolescencia, cuando pudo saborear la vida de la forma en la que le daba la gana, siempre y cuando no se enteraran sus progenitores. Esta mujer, que siempre ha protagonizado portadas en las revistas de tirada nacional, lleva alejada de la vida pública desde hace años y hoy cumple 70 años… por eso, repasamos la vida amorosa de la nietísima.

Carmen Martínez Bordiú y Alfonso de BorbónJaime Rivera fue uno de los primeros novios de Carmen Martínez Bordiú, cuando todavía tenía 16 años, pero fue un amor fracasado porque los padres de ésta, en concreto Cristóbal Martínez Bordiú se negó por completo que su hija se comprometiera con el jinete ya que no era un hombre ‘de bien’ según él entendía.

El primero con el que se casó fue Alfonso de Borbón, que cumplía uno de los requisitos esenciales para ella… y es que ya sabemos que a Carmencita siempre le gustaron los hombres más mayores que ella, una obviedad de la que era conocedora todo su entorno y que con el paso de los años ha sido al contrario.

Tras el divorcio en 1982, Carmen conoció a Jean Marie Rossi, con el que había un diferencia de edad de 22 años y por el que dejó todo para irse a vivir a París y disfrutar del amor del que por entonces el amor de su vida.

José Campos, otro de los hombres que estuvo en la vida de Carmen Martínez Bordiú. Fue la tercera vez que se subió al altar para decirle el ‘Sí, quiero’. Un amor que duró siete años y que se rompió por el desgaste sentimental, aunque siempre se ha achacado a Luis Miguel Rodríguez que sea el causante de que la nietísima rompiera con el arquitecto.

Después de este, Luis Miguel Rodríguez, ‘el Chatarrero’, consiguió enamorar a Carmen como ningún hombre antes… de hecho, fue ella misma quien lo ha confesado públicamente: “Me enamoré por primera vez a los 60 años. Mi prioridad era él y su vida. Yo me acoplé a la suya, pero él a la mía, no”.

El último hombre que ha llegado a la vida de la nietísima ha sido Timothy McKeague, un australiano que ha conseguido enseñarle el lado positivo de la vida y del que está locamente enamorada. Tanto es así que ambos viven alejados del foco mediático en Portugal, donde dar rienda suelta a su amor y disfrutan del anonimato más absoluto. Hoy la nietísima cumple 70 años apostando todavía por el amor y muy feliz.