lunes, 19 abril 2021 10:25

Diego y Lola, muy tensos, protagonizan la primera hoguera de confrontación en ‘LIDLT3’

Diego no aguantaba más ver imágenes en las que Lola aseguraba que había dejado su relación son Simone porque quería recuperar la de su pareja… y por eso le decía a Sandra Barneda que quería una hoguera de confrontación con la concursante. Lo peor estaba por llegar, ya que cuando la presentadora ha llegado a la villa de las chicas para darle la noticia, se ha encontrado con una mujer derrumbada por su actitud con Carlos en la cama con Lucía.

Diego y Lola

A pesar del cacao mental que tiene, Lola ha decidido presentarse en la hoguera de confrontación y una vez allí se ha enfrentado a todo lo que ha hecho en el reality y ha vuelto a ver a Diego, el chico del que llegaba locamente enamorada. “Estoy muy nervioso y aparte del cansancio o he dormido dando vueltas en lo que iba a pasar aquí” le decía el extronista de MyHyV a la presentadora nada más sentarse en la hoguera de confrontación.

Como no podía ser de otra manera, el perro que ambos tienen ha salido en la conversación y Diego ha confesado estar preocupado por él: “Que salgamos de aquí separados, el perro lo va a notar porque cuando discutimos se le ve triste”. Aunque el concursante ha ido con un objetivo claro: “Quiero aclarar las cosas que no salen de mi cabeza cuando me voy a dormir en la villa, por ejemplo las imágenes con Simone en la piscina o las conversaciones que tiene con las chicas hablando de Simone, quiero que me explique todo esto”.

Finalmente, Lola se ha presentado en la hoguera y le ha dicho: “Lo siento, esto va a ser difícil”, a lo que Diego le ha aconsejado que se relajase y… además: “Te quiero, ¿me quieres?” a lo que su pareja le ha dicho: “Sí”. Lo que no sabía el concursante es que su pareja había intimado con Carlos en la misma cama en la que dormía su compañera Lucía… algo que le ha dejado sorprendido y que no hemos podido saber su reacción porque justo ha terminado ahí el programa. Todavía toca esperar a ver si deciden seguir juntos o cada uno su camino, pero tiene pinta que será más lo segundo.