domingo, 18 abril 2021 23:26

La Reina Letizia vuelve a lucir su famoso vestido “confeti”

La Reina Letizia ha inaugurado esta mañana su agenda oficial de la semana con dos audiencias en el Palacio de la Zarzuela. La monarca ha recibido en primer lugar a una representación de la Asociación Española de Mujeres Empresarias de Madrid, ASEME, que celebra su 50 aniversario, para mantener una reunión, a continuación, con representantes del movimiento Code.org para Europa, África y Oriente Medio, que busca la democratización de la programación entre los niños y niñas de toda Europa.

letizia

Dos actos que demuestran el compromiso de la Reina tanto con las mujeres como con los niños y para los que su Majestad ha recuperado de su impresionante vestidor un aplaudido modelo que hacía un año que no lucía. Así, dejando a un lado los estilismos de corte “working girl” con los que suele afrontar este tipo de audiencias, Doña Letizia ha optado por uno de los vestidos más favorecedores y originales que le hemos visto en los últimos tiempos. Su famoso vestido “confeti”.

Un modelo de Massimo Dutti – firma que cada vez tiene más peso en el guardarropa de la Reina – que Doña Letizia estrenó en octubre de 2019, durante su viaje oficial a Seul, y que volvió a lucir tres meses después en la inauguración de Fitur (Feria Internacional de Turismo) conquistando a todos por su original estampado de lunares de colores sobre fondo negro.

Un estampado que asemeja el confeti y por el que el vestido ha sido bautizado, precisamente, con el nombre de “confeti”. Con un precio de 99 euros, se trata de uno de los modelos más aplaudidos de la Reina, y no sólo por sus lunares multicolores, sino también por su favorecedor corte, con un claro efecto fit gracias a los discretos drapeados que entallan y marcan la figura de Doña Letizia. Con largo midi y un tejido ligero, este vestido romántico cuenta además con un elegante escote lágrima. Para completar su aplaudido estilismo, la monarca ha combinado su vestido “confeti” con unos zapatos de corte salón en color teja de Magrit.

Un look reciclado con el que la Reina pone de manifiesto una vez más la política de ahorro y austeridad que la está llevando, en el último año, a optar por recuperar diferentes prendas de su vestidor en lugar de estrenar, dando a muchas de ellas una segunda vida y demostrando su maestría a la hora de conseguir que un modelo que ha lucido en varias ocasiones parezca nuevo gracias a pequeños detalles que, sin embargo, no pasan desapercibidos.