lunes, 19 abril 2021 12:09

Iñaki Urdangarín aprovecha sus últimos días en Madrid antes de su traslado a Vitoria

Ha pasado un mes desde que obtuvo tercer grado penitenciario y Iñaki Urdangarín ya da un paso más en su régimen de semilibertad. A partir de la semana que viene continuará cumpliendo condena en su ciudad natal, Vitoria, tras conseguir un trabajo en la localidad vasca y conseguir el traslado a la cárcel de Zaballa, mucho más cerca de su familia.

Iñaki Urdangarin

El exduque de Palma, que ingresaba en el Centro de Inserción Social Melchor Rodríguez García a comienzos de enero después de dos años y medio en la prisión de Brieva en régimen de aislamiento, cumplirá lo que le resta de pena en Vitoria, donde reside su madre Claire Liabert, y alguno de sus hermanos, y donde se someterá a un programa de delitos económicos, al igual que iba a hacer en Madrid.

Una gran noticia para el marido de la Infanta Cristina, que a partir de ahora podrá ver todos los días a su madre y disfrutar de los fines de semana libres en compañía de su extensa familia, cuando en Madrid no tenía más compañía que la de su cuñada, la Infanta Elena, y la prima de su mujer, Cristina de Borbón-Dos Sicilias, con quienes guarda una estrecha relación.

Apurando los últimos días en Madrid y aprovechando para despedirse de los que han sido sus compañeros durante el último año y medio, hemos podido ver a Urdangarín llegando puntual a su puesto de trabajo en el Centro Don Orione. Aparentemente tranquilo, el exduque de Palma ha evitado confirmar su traslado a Vitoria ni valorar el hecho de que a partir de ahora estará mucho más cerca de su familia. El marido de la Infanta Cristina, en su línea de discreción, tampoco ha confesado si le da pena dejar el que ha sido su “hogar” desde que comenzó sus labores de voluntariado en septiembre de 2019 y donde en estos momentos comienza una de sus últimas jornadas laborales. Lo que si que esta claro es que agradecerá poder reencontrarse con el resto de sus seres queridos y poder verles más amenudo.