sábado, 31 julio 2021 11:53

Lorenzo Sanz Jr se muestra muy positivo ante el linfoma que padece su hermano Paco

Hace meses fallecía Lorenzo Sanz a causa del Coronavirus. Ahora la familia del expresidente del Real Madrid ha vuelto a sufrir un duro golpe. Y es que Paco, uno de los hijos del recordado empresario y Mari Luz Durán, está luchando actualmente contra un linfoma en el riñón, del que ahora nos habla su hermano, Lorenzo Sanz Jr.

Lorenzo Sanz Jr

Buenas tardes Lorenzo. Pregunta obligada, ¿cómo estás?

“Bien, quitando todo lo que viene a nuestro alrededor, bien, lo único que hemos estado otra vez atizados anímicamente, pero bien”.

Un duro palo nuevamente, tu hermano Paco ingresado

“Ha pasado una semana en el hospital, tenía un problema, se le hizo un tac, salió un tema que parecía muy malo, luego no ha sido tan malo, es un linfoma en el riñón, se tiene que tratar y desde ayer mismo se empezó a tratar con quimio y dentro de lo malo que parecía al principio no ha sido tanto, pero no deja de ser una cosa de la que hay que tratarse”.

Ya se sabe que es maligno

“Hay que agarrarse a que tiene cura, hay que ser optimistas, se sale, ayer mismo hizo la primera sesión de quimio, tiene que estar cinco meses”.

Va a seguir hospitalizado

“Sí, tiene que estar esta semana porque le tienen que hacer unas pruebas, él está muy animado, es lo más importante, se siente muy bien.”

El régimen de visitas es difícil, ¿no?

“No se puede, te tienes que hacer una pcr, una vez que te sales y luego entras, tienes que hacértela de nuevo, no son baratas hacerlas… pero bueno. Hoy en día con el teléfono puedes hablar con todos, así que yo estoy hablando con él y ya te digo, está optimista”.

‘Voy a luchar como un jabato’ han sido sus palabras

“Sí, mi hermano Paco es una persona súper abierta, alegre, es el cachondo de la familia y de momento así está siendo. Hemos estado más preocupados los de fuera, que el propio Paco. Ayer nos mandó un vídeo bailando después de hacerse la primera sesión de quimio.”

Él se lo toma mucho con humor

“Él es así, entiendo que esto acaba de empezar, no es un proceso de dos días, son cinco meses. Entiendo que cuando vaya más le da un bajón, pero de momento lo está afrontando como es él, con mucho optimismo”.

¿Cómo se dio cuenta él?

“Parece ser que tuvo una obstrucción intestinal durante un tiempo y después de varios días le llevaron al hospital y ahí fue cuando salió… le hicieron un tac y efectivamente salió el tumor este que tenía.”

Una vez que acaben estos cinco meses, terminada esta guerra ¿no?

“En teoría sí, pero imagino que se irá viendo cómo va reaccionando a los tratamientos. A ver cómo reacciona su cuerpo”.

¿Tú mamá?

“Está fuera, en Dubai, no la dijimos nada al principio, pero una vez que ya hemos sabido lo que era, mi propio hermano es el que ha hablado con ella y desde la distancia muy preocupada, en breve viene, ya sabes, las madres son las que más sufren, como todo. La noté bien cuando hablé con ella, hay que ser optimistas y hay que seguir en esa línea todos”.

Una racha difícil

“Buff, la racha… nos ha tocado vivir una época jodida, a nosotros en especial, y hay que quedarse con las cosas buenas y de momento quedarse con que esto es un obstáculo. Estoy seguro que mi hermano va a superarlo.”

¿En algún momento os asustasteis?

“Sí, si. Pasamos una semana jodida en la que la incertidumbre, el hecho de tener un cáncer malo y no saber el alcance exacto* Fue una semana dura, yo no quería ni pensar nunca en lo peor.”

¿Qué fue en lo peor que pensaste?

“Pues eso, que fuera un cáncer malo que no tendría curación, no sé, yo nunca pensé en eso porque dices ‘venga, no puede ser’. Es que mi hermano tiene 48 años, es una persona joven… ya está”.

¿Y él os lo comunica con el sentido del humor que le caracteriza?

“Bueno, él y su mujer y mi hermana Diana que ha estado muy encima, son los que más nos han mantenido informados. Al principio pintaba la cosa mal, luego se fue arreglando. Ellos son los que más han estado encima y los que habrán sufrido más.”