comscore

Tiembla, Hugo Sierra: Adara Molinero se toma la revancha y anuncia una nueva etapa fuera de la tele

Adara Molinero vuelve a las andadas. La flamante ganadora de la séptima edición de Gran Hermano VIP desapareció por completo de los platós de televisión cuando terminó la última edición de Supervivientes, tras defender a su madre. Pero su figura volvió a la actualidad rosa después de que el padre de su niño confesara que estaba esperando un bebé con Ivana Icardi. Unas semanas después de sus ardientes confesiones, Adara vuelve a ocupar nuestra portada. Y no es para menos porque ha saltado de lleno al vacío y con la piscina vacía. ¿Quieres saber qué es lo que ha hecho? Te lo contamos a continuación, ¡no te lo pierdas!

Se agarra a un clavo ardiendo gracias a Hugo Sierra

Tiembla, Hugo Sierra: Adara Molinero se toma la revancha y anuncia una nueva etapa fuera de la tele

> Adara está completamente desparecida en los medios de comunicación. Ha participado ya en dos realities de Telecinco, en los que, por cierto, ha arrasado. Pero, ¿por qué no hemos vuelto a ver a la ex azafata sentada? Lo cierto es que la situación amorosa que vivió unos meses le superó, y ahora parece que está mucho más cómoda manteniéndose en contacto con sus seguidores en redes sociales.

Eso o que en televisión ya no interesa. Aun así, la ex azafata ha aprovechado el buen momento por el que atraviesa el padre de su primer niño con Ivana Icardi, para hacerle el momento un poco más difícil. La noticia de que la pareja darán en nueve meses la bienvenida a un bebé no solo ha revolucionado al mundo rosa, a Adara también.

En conversación con un periodista de Sálvame, la ex azafata de vuelo arremetía contra Hugo: “Es su vida, no la mía. Espero que cuide a sus tres hijos por igual”, confesaba. ¿Le habrá sentado mal a Adara Molinero que el padre de su único niño esté comenzando una nueva etapa con otra mujer? Parece que ella ahora lo está haciendo también… ¿A qué nos referimos? Sigue leyendo y ¡dale al siguiente!

Siguiente: Adara Molinero salta al vacío y se la juega como nunca