martes, 2 marzo 2021 18:50

El resurgir de Charo Vega: del psiquiátrico a Tele 5

Uno de los personajes con mayor presencia en el mundo del corazón ha resucitado de entre los muertos para levantar la audiencia de Telecinco. Puede que muchos no lo recuerden, pero Charo Vega fue una colaboradora de Sálvame, aunque principalmente sea conocida por su carismática amistad con Isabel Pantoja. Una amistad que duró casi más de treinta años pero que, por tristeza no acabo del todo bien. Y no solo con ella, sino que la ex mujer de Tony Caravaca siempre se rodeaba de buenas y conocidas compañías, como Lolita Flores o Carmen Ordóñez. Entre algunas de las polémicas entre las que se vio envuelta, se encuentra la famosa demanda judicial que le interpuso en el año 2011 el torero Fran Rivera por sacar a la luz su supuesto affaire con Lolita Flores, que también era amiga de ésta. Una de las estrellas de Sálvame volvió ayer al programa para hablar sobre sus vivencias junto a la tonadillera. Pero, lo que nadie se podía esperar fue el gran éxito que obtuvo, logrando meterse al público en el bolsillo, quienes también han solicitado explícitamente su vuelta oficial al programa.

Charo Vega y el pasado oscuro que se cierne sobre ella

Charo Vega

> La vida de Charo Vega no ha sido un camino de rosas precisamente. A pesar de haber sido una de las colaboradoras más queridas de Sálvame, siempre se ha visto salpicada por todos los charcos en los que se ha metido sin que fuese invitada a ello. Quizás eso fue lo que la convirtió en una de las figuras más destacadas del mundo del corazón, su valentía, su humor y sus pocos pelos en la lengua. Pero su indiscreción fue también una de las causas que rompió muchas de sus grandes amistades. Algunas incluso de muchos, muchos años… Como fue en el caso de Isabel Pantoja, de quien se hizo íntima cuando se casó con su representante, Tony Caravaca.

Después de casi 30 años, la excolaboradora y la tonadillera pusieron en el 2013 un final agridulce a su amistad. ¿La razón? Que, haciendo uso de su autoritario carácter, la madre de Kiko Pantoja le exigió que no se sentará más en el Sálvame Deluxe, orden a la que Charo no quiso obedecer. 2013 fue el peor año que vivió la excolaboradora. Hasta tal punto, que se vio obligada a desaparecer y dejar a un lado la vida mediática. Su ingreso en la clínica psiquiátrica, seguido de sus graves problemas económicos… Charo se había quedado sola frente a todas las adversidades – cada vez mayores – que se le veían encima.

Años después y ya recuperada, la que fue amiga de la tonadillera volvía el pasado Domingo al plató de Sálvame para enfrentarse al PoliDeluxe tras un largo tiempo desaparecida, para hablar sobre su tortuoso pasado. “Por mis problemas con la bebida, oía voces y tenía paranoias” confesaba Charo, confirmando con sinceridad las adicciones que arruinaron su vida. Una época muy dura que recuerda con tristeza, en la que se vio además sumida durante seis meses en una grave depresión. Una adición que como según narraba, casi le lleva a la muerte: “Me tomaba un whisky para planchar”. Tarjetas bloqueadas, apenas para comer…Una etapa de su vida en la que tuvo que recurrir a la ayuda de Isabel Pantoja, cuyas atenciones rememora con cariño. Un pozo sin fondo del que supo salir. Ahora, a pesar de su deterioro físico, Charo se encuentra sana y volcada por completo en sus nietos y su familia, de quien las drogas le habían alejado.

Recordemos que, dos años antes, Charo había incendiado internet cuando apareció en Sálvame en un estado de embriaguez, que supuso el comienzo del fin y la famosa denuncia que le fue impuesta por Fran Rivera.

Siguiente: Una de sus mayores derrotas mediáticas