comscore
martes, 27 septiembre 2022 11:12

Irene Rosales toca fondo: «Estoy rota de por vida»

Irene Rosales no puede más, y es que después de aguantar con entereza todo lo que se le ha venido encima después de la muerte de sus padres, a lo que podemos sumar la guerra de Kiko con su madre, Isabel Pantoja, la colaboradora de Viva la vida se ha roto irremediablemente.

Irene ha llegado a su límite, y finalmente ha terminado por explotar rompiéndole el corazón a sus compañeros y a la audiencia que veía el programa este fin de semana. La mujer de Kiko Rivera no es de piedra, y finalmente, tras los duros golpes recibidos, se ha mostrado incapaz de contener las lágrimas. Además, ha manifestado abiertamente que ahora mismo no se encuentra con fuerzas para ayudar a su pareja. 

La ausencia de su madre rompe en dos a Irene Rosales

emma garcia irene rosales Irene Rosales toca fondo: "Estoy rota de por vida"

> Han sido días muy duros para Irene Rosales, ya que además del debacle emocional que supone la guerra que su marido, Kiko Rivera, sigue sosteniendo contra Isabel Pantoja, se ha sumado el primer aniversario de la muerte de su madre. Así, la colaboradora de ‘Viva la vida’ no podía evitar hundirse en pleno directo durante el programa.

«Te echo tanto de menos suegra. Un año ya desde que te fuiste y destrozaste nuestras vidas. Pero hoy no voy a dejar que me consuma la tristeza y voy a recordar todo lo bueno que me enseñaste. Por cierto, sigo cumpliendo la promesa… tú y yo sabemos lo que es», era el conmovedor mensaje que le dedicaba Kiko a la madre de su mujer, Mayte Vázquez. Y es que Irene ya ha declarado en más de una ocasión, que ella había sido para su marido como una verdadera madre, la que no encontró en Isabel Pantoja y le habría gustado tener. 

Durante el programa, Irene se veía incapaz contener las lágrimas al recordar a su madre, y además revelaba lo mal que encontraba anímicamente. Algo, que había intentado ocultar por el bien de sus hijas. «No sé la promesa que le hizo Kiko, supongo que es que me cuidará y demás… Y yo me he hecho a la idea de que mi madre no está, pero yo voy a estar de por vida rota», confesaba destrozada. «Ha sido un año muy complicado, y sé que ella me cuidará de por vida, pero la realidad es que no la voy a tener más, ni ver más, ni oler más… No la voy a tener nunca más, y la voy a extrañar siempre. Ese dolor no me lo repara nadie». 

Siguiente: Irene Rosales no puede más y se rompe en pleno directo