miércoles, 24 febrero 2021 22:34

Los mensajes de Paula Echevarría que cruzan todos los límites y rozan lo obsceno en redes sociales

La vida profesional de Paula Echevarría es todo un misterio. Lleva trabajando más de veinte años en los medios de comunicación y, desde que se puso enfrente de las cámaras por primera vez, su trayectoria ha estado plagada de giros inesperados. Su gran oportunidad laboral vino de la mano de David Bustamante, la pareja se convirtió en el matrimonio del momento, y llegaron a facturar una millonada gracias a sus apariciones públicas. Después de su ruptura con el cantante, la actriz intentó retomar su vieja profesión, y se encontró con muchos obstáculos para volver a triunfar. De esta forma, decidió dedicarse al mundo de la moda, y dejar de lado la interpretación. Pero sus días como influencer pueden tener los días contados, teniendo en cuenta los últimos mensajes que ha publicado y que no se corresponden con los de una it girl de su talla, ¿Quieren saber de qué se trata?

El gran error de la actriz: renunciar a su carrera por amor

Paula Echevarría fracasa como actriz

> Paula Echevarría ha tenido una carrera profesional plagada de éxitos. Después de papeles secundarios en series de máxima audiencia, consiguió protagonizar algunas de las ficciones más conocidas del país, como Policías, o El comisario. La actriz consiguió una proyección mediática inigualable, y muchos productores se peleaban por trabajar con ella. Sin embargo, Paula decidió renunciar a todo por amor, y centrarse en su relación sentimental con David Bustamante. La pareja formalizó su noviazgo en 2006, se casaron y tuvieron una hija. Durante este tiempo, consiguieron posicionarse como uno de los matrimonios mejores pagados de la crónica social. Fueron imagen de muchos negocios, y recibieron una alta cantidad de dinero por patrocinar productos de diferentes estilos.

David Bustamante y Paula Echevarría llevaron sus cuentas bancarias de dinero gracias a sus colaboraciones con los medios de comunicación. La carrera profesional de la actriz quedó aparcada a cambio de suculentos contratos que la obligaban a ser embajadora de algunas marcas. Sin embargo, en 2018, la pareja puso fin a su matrimonio, y Paula se vio obligada a reinventarse. En un primer momento, pudo continuar con el negocio que empezó con su exmarido, pues los periodistas estaban interesados por conocer cómo se encontraba tras la separación. La contrataron para ser imagen de algunos proyectos. Pero, lo que realmente estaban buscando, eran sus primeras declaraciones. Cuando el público perdió el interés por el tema, Paula Echevarría optó por convertirse en influencer y continuar haciéndose millonaria.

Siguiente: Telecinco destrozó su nueva faceta profesional