jueves, 25 febrero 2021 9:13

Miguel Frigenti, el colaborador más polémico de Telecinco: sus broncas más sonadas en Sálvame

Miguel Frigenti se ha convertido en uno de los rostros más habituales de Sálvame. Hace unos meses que llegó al programa de las tardes de Telecinco y, desde que puso un pie en el plató, eclipso el protagonismo de muchos de sus compañeros. Los directores han sabido premiarle con un puesto fijo, y no es para menos, pues es uno de los tertulianos que más información aporta. Sin embargo, su exceso de horas dentro de la pequeña pantalla le han generado un problema muy difícil de subsanar. Miguel Frigenti se ha despedido del anonimato para transformarse en la nueva oveja negra de la televisión. Tiene problemas con gran parte del equipo de Sálvame, se lleva mal con muchos famosos, y el público no soporta su atrevimiento. ¿Es el famoso más odiado de Telecinco?

 

 

 

 

La gran oportunidad del colaborador 

Miguel Frigenti en Sálvame
> Miguel Frigenti tuvo que hacer frente a muchos problemas desde que cruzó la puerta de Telecinco por primera vez. Su primera oportunidad para hacerse famoso fue trabajar en El revientaprecios, un concurso producido por la misma empresa que se encarga de Sálvame. De esta forma, cuando terminó el programa, Miguel había conocido a gente muy importante que podía facilitarle un sitio en televisión. El tertuliano empezó a colaborar en los debates de Gran hermano. Pronto tuvo que enfrentarse a una oleada de críticas, pues fue acusado de no haber terminado sus estudios de periodismo. Sin embargo, Frigenti supo ganarse el cariño del público y, a pesar de que todavía no tenía su título universitario, continuó trabajando en Telecinco.  

La gran oportunidad laboral de Miguel vino de la mano de Sonsoles Ónega, quien le contrató para la sección social de Ya es mediodía. El tertuliano tuvo conflictos con muchos de sus compañeros, y se ganó el odio de gran parte de la audiencia. Su mayor enemiga fue Alba Carillo, quien no consentía ni las acusaciones, ni las faltas de respeto del tertuliano. No obstante, la exmujer de Feliciano López, pudo librarse pronto de su peor enemigo. Pues, Sálvame le fichó para trabajar en las tardes de Telecinco. Miguel Frigenti aprovechó que la mayoría de colaboradores de su nuevo programa estaban de baja debido a la pandemia provocada por el Covid. Aprovechó la ausencia de competencia, y se sentó en una de las cotizadas sillas de Sálvame para no volver a levantarse.  

Siguiente: Este es el error imperdonable de Frigenti