viernes, 26 febrero 2021 0:21

Tom Brusse y Sandra Pica siguen juntos tras el reencuentro con Melyssa

El reencuentro de Tom Brusse y Melyssa Pinto en el plató de La isla de las tentaciones ha sido uno de los más esperados hasta el momento. Y es que, cuatro meses después del fin del reality en el que rompieron su relación, han podido verse las caras de nuevo.

Entre miradas cómplices y sonrisas tímidas el francés confesaba que la extronista siempre estaría en su corazón, unas palabras que su actual novia, Sandra Pica, no se tomó nada bien. La tentadora, enfadadísima, entraba en directo en el programa para dar por terminada su relación con el empresario y recriminarle su actitud al ver de nuevo a la chica que ocupaba su corazón antes de que ella se cruzase en sus caminos.

Tom Brusse

Sin embargo, parece que “la sangre no ha llegado al río” y Tom deja claro que, por el momento, Sandra todavía es su novia. Confesando que “es un poco difícil y todavía tenemos que hablar”, el francés desmiente tanto su ruptura como que su chica se haya ido del piso que comparten en la capital, pero también asegura que todavía no ha tratado el “problema” que supone Melyssa en su relación: “Todavía tenemos una discusión pendiente”.

Después de señalar que su reencuentro con su ex “se queda ahí”, Tom asegura que comprende la posición de su novia: “Tenemos que hablar, tenemos que ver, paso a paso, la entiendo también, no es fácil para ella”

Además, Tom ha desmentido su ruptura y ha confesado que sigue enamorado de Sandra con un “es mi pareja y la quiero. Y espero que no rompamos”. Eso sí, de Melyssa no quiere ni oír hablar porque “no tengo nada más que decir”, aunque admite que “es mi pasado, no lo voy a negar“.

Parece que, pese al enfado de Sandra, la pareja ha superado la dura prueba que ha supuesto el reencuentro de Tom con el que fue el amor de su vida, Melyssa, y a pesar de que todavía tienen una conversación pendiente, el francés está dispuesto a conseguir que su novia le perdone. Parece que Sandra esta tardando en olvidar más a la ex de Tom que él, pero es normal, después de que le pusiese los cuernos con Melyssa y pensase en ella cuando tenían relaciones sexuales, la pobre tiene la cabeza hecha un lío.