domingo, 28 febrero 2021 14:46

Sandra y Melyssa: su ‘rentable’ lucha por el amor de Tom

Tom Brusse y Melyssa Pinto se convirtieron en unos de los participantes más conocidos durante la segunda edición de La Isla de las tentaciones. Entraron como pareja, pero no salieron juntos. ¿La razón? que el marroquí cayó en la tentación con la que es su actual pareja, Sandra Pica. Este hecho supuso una gran repercusión mediática para la ex tronista de MYHYV, que fue proclamada como ‘la reina de la isla’ por todos sus seguidores. Ayer, comenzaba el primer debate de la LIDLT 3, y como no, la noche la protagonizó el esperado reencuentro de Tom y Melyssa tras su ruptura. Algo que a Sandra pareció no gustarle demasiado, tanto es así, que le llevó a tomar una decisión drástica en su relación. ¿Quieres saber cómo ha sido la discusión más heavy de Tom y Sandra en un plató?

El pasado de Tom y Melyssa antes de Sandra

Recordar el pasado nunca es fácil, y, sino que se lo digan a Melyssa Pinto, la protagonista por excelencia de la segunda edición de La isla de las tentaciones, que vivió durante su experiencia un autentico calvario. Tras afianzarse como pareja en MYHYV, Tom Brusse y la influencer comenzaban una nueva aventura tras un año de relación – con anillo de compromiso de por medio -. Parecía que los tortolitos tenían muchos planes de futuro y esperaban no caer en la tentación. Pero el marroquí no lo tenía tan claro, pues ya desde la primera hoguera, provocó el enfado y los celos de su pareja. Melyssa incluso llegó a saltarse las normas del programa, escapándose hasta la villa de los chicos para gritar: “Tom Brusse eres un desgraciado”, una conversación que, sin ella saberlo, se volvería viral en Tik tok.

El programa fue avanzando y el sufrimiento de Melyssa también. En cada hoguera, la influencer se encontraba con un motivo nuevo por el que llorar. Y es que, sin haber acabado su relación, Tom había comenzado a conocer de forma paralela a una de las solteras de la isla, Sandra Pica. La ex tronista de MYHYV lo paso tan mal en su paso por la isla – en la que fue testigo de cómo su por aquel entonces novio dormía y se besaba con otra – que provocó que el público empatizase hasta tal punto de sufrir con ella. En la hoguera de confrontación, Melyssa decidió dar por finalizada su relación con Tom, dejándole bien claro, que él había perdido más que ella con su comportamiento y siendo coronada por todos, como la reina de la isla.

A la salida de la isla, Tom comenzó una nueva relación con Sandra Pica, alguien que tampoco ha acabado de confiar del todo en él. Y no le faltan razones para desconfiar, poco después de comenzar su noviazgo, entraron a participar en el reality de La casa fuerte, donde la ex tentadora se encontró con varias situaciones desafortunadas.

Tom y sus muchas confusiones entre Sandra y Melyssa

Después de un reality muy sufrido, Melyssa decidió mantenerse al margen de su Tom y pasar página con el que fue su exnovio en el pasado, Manuel Morais. Un chico al que no le gusta demasiado salir en las redes sociales, como ha contado la influencer en numerosas ocasiones. Tom también se encuentra haciendo planes de futuro con su actual pareja, Sandra Pica, con quien acaba de mudarse a un piso en Madrid. Desde que comenzó su relación con el marroquí, la ex tentadora se ha topado con varias situaciones desagradables.

Primero, a su salida de la isla, se enteró de que Tom le fue infiel con su exnovia, Melyssa. Más tarde, durante su participación en La casa fuerte, el primer día se acercó Samira Jalil, otra de las concursantes, afirmando que había tenido un affaire con el marroquí supuestamente cuando estaban juntos. Al final, Sandra decidió confiar plenamente en la palabra de su pareja que negaba rotundamente que eso hubiese ocurrido. Pero la mayor metedura de pata de Tom llego cuando, en un momento de confusión, utilizó el nombre de Melyssa, su exnovia, para referirse a Sandra. Algo que según ha reafirmado en varias ocasiones la ex participante de La casa fuerte, le generó un trauma y la tuvo días en vela llorando.

Parecía que la cosa no podía torcerse más, cuando Tom, decidió hacerse el Polígrafo Deluxe, algo que su pareja ya había afirmado que no le hacía gracia y podría ser causa de ruptura. Y como no, el marroquí volvió a poner contra las cuerdas su relación, cuando el polígrafo confirmo, que Tom había pensado alguna vez en Melyssa mientras mantenía relaciones sexuales con Sandra, y no solo eso, sino que admitió no estaba enamorado. Una bomba que recayó sobre la ex tentadora, causándole un gran dolor, y aclarando públicamente que era la última oportunidad que le daba al marroquí. La historia no acaba aquí, Tom Brusse volvió a hacer de las suyas anoche durante El debate de la isla.

El reencuentro entre Tom y Melyssa provoca que Sandra acabe con la relación

Anoche se celebró el primer debate de La isla de las tentaciones. Pero el protagonismo no se lo llevaron los concursantes, sino el esperado reencuentro entre Tom y Melyssa, que no se veían desde su ruptura. La influencer lucía deslumbrante y afirmaba, ante las preguntas de Sandra Barneda, que ya no estaba enamorada del marroquí y que estaba superado, a pesar inevitablemente a veces le vengan a la mente recuerdos desagradables de lo que vivió en la isla. Por su parte Tom quiso pedirla perdón delante de toda España, “no te lo merecías” decía. También quiso aclarar que Melyssa siempre tendrá un hueco en su corazón. Esta afirmación fue la razón de que su pareja, Sandra Pica, irrumpiese por videollamada telefónica en el plató para ponerle al marroquí los puntos sobre las íes.

“Estoy cansada de ese tema, para mí es el pasado. Que cada uno haga su vida. Estoy esperando a que llegue Tom para largarme, se acabó” afirmaba la ex tentadora, causando un gran revuelo en el plató de Telecinco. “Te he pedido respeto y no lo has tenido. Siento que para ti no soy una persona importante en tu vida. No paras de mentirme, estoy harta” continuaba entre lágrimas, mientras Tom intentaba excusarse de todas las formas posibles. Por otro lado, algunos colaboradores afirmaban que todavía había algo de tonteo entre Tom y Melyssa, que se habían estado dedicando ‘miraditas’ durante la publicidad. La realidad es que, por muchas cagadas que haga el marroquí, siempre se sale con la suya para que Sandra le perdone y está vez no parece que vaya a ser distinta.