miércoles, 14 abril 2021 13:23

Los terribles traumas que Shaila Dúrcal no termina de superar

Shaila Dúrcal siempre ha sido de las que ha preferido mantener su vida en privado. Sin embargo, hay ciertos aspectos sobre los que ha querido sincerarse. Aunque, eso no quita que la gente especule sobre el accidente que sufrió en 2018 o su más que notable subida de peso. ¿Cuál es la verdad?

Los rumores son muchos y no dejan de acompañarla, además de que es más que notable que todavía no ha logrado superar el fallecimiento de sus padres, Rocío Dúrcal y Junior. Sin embargo, y por suerte, cuenta el amor de su marido Dorio y la hija de éste, Aitana. Además, también tiene muy buena relación con sus hermanos, Carmen y Antonio, que la han apoyado en todo momento.

El misterioso accidente del que se niega a hablar

>  En 2018, Shaila se llevaba un gran disgusto del que muy poco sabemos, y es que un terrible accidente doméstico la hacía perder parte de su dedo índice. Un tema sobre el que nunca ha querido hablar, al menos hasta ahora. Y es que le dejaba un gran trauma que todavía no ha conseguido superar.

“Quiero comunicarles que no estoy pasando por el mejor momento, hace unos días sufrí un accidente que me hizo perder parte de mi dedo índice derecho”, contaba en su momento sin dar más detalles al respecto, lo que desató todo tipo de teorías. Y es que tanto secretismo hacía pensar que hubiera algo más detrás que ella quería ocultar.“No voy a decir que pasó, no lo voy a contar. No me gusta hablar de ello, fue una estupidez mía, y ya tengo que vivir yo con ello. No me apetece hablar de eso en sí. Lo importante es que podría haber sido peor”, afirmaba tajante.

Además, el accidente le dejaba unas secuelas que le ha costado mucho superar. “Se me quedaron los dedos sin movimiento por el trauma, así que básicamente son estiramientos a la fuerza”, explicaba sobre su rehabilitación. “Lo quise compartir así porque me nació del corazón, sé que asusté a mucha gente pero no era mi intención para nada, sino compartir un trozito de mi corazón”, añadía al respecto de los motivos por los que se había animado a contarlo.

A día de hoy, la cantante ha querido despejar cualquier duda y relataba el suceso que tan marcada la dejó hace dos años: “Me lo cortó uno de mis pastores alemanes al tratar de separarlos cuando se estaban peleando. Calculé mal y metí el dedo en la boca de la hembra. Fue muy rápido, como una guillotina, y no sentí absolutamente nada”.

Siguiente: Las verdaderas razones detrás de se gran subida de peso