lunes, 1 marzo 2021 3:30

La bofetada sin mano de Enrique Ponce y Ana Soria a Paloma Cuevas: “Todo pasa por algo”

Ha pasado un año desde que Paloma Cuevas y Enrique Ponce decidieron poner fin a sus más de veinte años de relación y la expareja sigue acaparando las portadas de la mayoría de los medios de comunicación. Esta vez no es el retraso que el torero lleva con la firma del divorcio lo que ha llamado la atención, sino el estacazo que le torero, junto a su novia, Ana Soria, le ha pegado por la espalda a la empresaria. ¿Cuándo serán capaces de pasar página y dejar de enviarse dardos envenenados? Esta respuesta aún no te la podemos resolver, pero el embrollo que el ex matrimonio tiene montado, sí. Sigue leyendo, no te arrepentirás.

Paloma Cuevas y su falsa victoria

> Ha pasado casi un año desde que la pareja del momento decidiera poner punto y final a 24 años de matrimonio. Enrique Ponce y Paloma Cuevas lejos de querer protagonizar un violento episodio, anunciaron su adiós definitivo en las redes sociales. Un comunicado que marcó un antes y un después en la prensa rosa. No solo por lo que esta separación supuso para los celebrities del corazón, sino para las vidas de los protagonistas. Por delante, se avecinaban semanas de críticas y rumores que culminaron con la confirmación de un nuevo romance. Hablamos del romance entre el torero y Ana Soria, una joven veinte años más pequeña que él que, en cuestión de días, le había devuelto la vida que tanto le faltaba con Paloma Cuevas.

Por su parte, Paloma, sufría la separación de una manera diferente. De hecho, para algunos de los profesionales de la comunicación, se convirtió en un primer momento en la mala de la película. Que prohibiera a su exmarido subir fotografías con su actual pareja para que las niñas que ambos tenían en común no las vieran en sus redes sociales, fue cuanto menos chocante. Pero el tiempo todo lo cura y, afortunadamente, en la vida de Paloma esto se ha cumplido a rajatabla. Sino que se lo digan a ella que, hace unos días, protagonizaba las portadas de las revistas del corazón con un sensual posado en una de las playas más paradisíacas de la República Dominicana.

La empresaria disfrutó de un fin de año rodeada de amigas y compañeros cercanos. Eso sí, sin poder olvidarse de la trifulca por la que hoy en día sigue estando en la primera fila del foco mediático: la firma de su divorcio con Enrique Ponce. La razón por la que el torero se niega a seguir adelante ya ha salido a la luz y Paloma desprende felicidad. Aunque le ha durado muy poco…

Siguiente: La razón por la que Enrique Ponce no firma el divorcio con Paloma Cuevas