lunes, 8 marzo 2021 3:40

Anabel Alonso se sienta por primera vez en Sábado Deluxe y confiesa lo inimaginable

En los doce años que lleva el programa en la parrilla televisiva no habían conseguido que se sentara en su silla. Y es que Anabel Alonso se lo puso bastante difícil a ‘Sábado Deluxe‘ que por primera vez cuenta con el testimonio de esta maravillosa actriz que en cada uno de sus trabajos nos ha dejado con ganas de más.

La actriz comenzaba su entrevista diciéndole a Jorge Javier Vázquez que estaba encantada de estar en el plató. Y afirmaba ser una fan del formato ya que aseguraque era mejor que verlo desde casa. Una mujer que no ha dejado de sonreír en toda su entrevista y que ha hablado de todo sin tapujos.

La artista ha confesado que en su casa costó mucho que entendieran que se dedicara al mundo de la interpretación. “A mi me costó, sobre todo mi padre que era el más reacio. Claro lo tuve desde los 15 años, me apunté a una escuela en Bilbao”. Con añoranza desvelaba que llegar a Madrid fue su salvación porque nunca se sintió en tierra ajena. De hecho a los quince días de estar en la capital ya tenía su sitio, sus amistades… todo lo que siempre soñó.

“Tener a mi hijo Igor ha sido un regalo maravilloso” confesaba Anabel Alonso cuando ha hablado de su maternidad. Y es que la actriz está como loca desde que llegó a su primer hijo y no cambiaría por nada todo lo que está viviendo con él.

Siempre muy activa en redes sociales, Anabel Alonso ha sido una de las pocas que ha defendido los derechos fundamentales de las personas contestando a políticos y es que ella misma asegura que con un humor, todo es más fácil. “Ahora estamos en un momento que la gente tiene la piel muy fina, pero es verdad que con el humor es todo más fácil, está ahí la crítica, pero te puedes reír también”.

Anabel Alonso ha hablado de algo que nunca había contado públicamente y es que a pesar de haber dicho siempre que era hija única, la actriz ha explicado que: “No es cierto que fuera hija única, pero la explicación era dolorosa y por eso siempre he dicho eso. Un año antes de nacer yo se murió mi hermano y luego falleció mi hermana al poco tiempo, soy yo la que se quedó”.

En cuanto a su condición sexual, Anabel Alonso ha explicado cómo lo ha gestionado en su familia: “Fue una cosa que no me llegué a sentarme para decirles que me gustaban las mujeres. Yo hacía mi vida, evidentemente se lo olían, pero no me senté nunca con ellos. Les presenté alguna novia, pero ya mayorcita, eran amigas… No he dicho nunca nada en casa porque no lo he necesitado”.

En cuanto a la delicada situación de salud en la que se encuentra su madre, Anabel Alonso ha confesado que: “No tiene alzheimer, tiene demencia, aunque no me reconozca a mí, a su nieto si y lo ha visto solamente un día. Es duro, me cuesta sobre todo volver de allí”.