lunes, 18 enero 2021 19:44

José Antonio Canales, el más listo de los Rivera: saca la mejor tajada del dramón de los Pantoja

José Antonio Canales Rivera ha dado en el clavo. Ha resultado ser finalmente uno de los grandes beneficiados en el tema de la herencia de Paquirri y las guerras internas entre Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera. Se ha convertido en un personaje aun más famoso de la noche a la mañana, pues posee información muy valiosa sobre su familia que ahora forma parte de su sustento económico. Un personaje muy habitual de la prensa del corazón y por supuesto del programa en el que ahora colabora Sálvame. Ahora se dedica a sacar rentabilidad a un tema muy peliagudo con el que día a día lucha su familia pero que podría costarle más de un susto en el camino.

La cara B de la guerra entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja

> Una silla en Sálvame es uno de los puestos más cotizados hasta la fecha en Telecinco. El programa de máxima audiencia de la televisión, que lidera cada tarde en la extensa parrilla televisiva no cede su sitio a cualquiera. Si que parece haberlo hecho a José Antonio Canales Rivera. El torero, primo de Kiko Rivera, es estimado por sus jugosas informaciones acerca de su familia. Sobre todo por conocer más por cómo va el asunto de la herencia de Paquirri entre Isabel Pantoja, Kiko Rivera y sus hermanos, Francisco y Cayetano. Una información privilegiada que posee de primera mano y que hace las delicias del contenido diario del programa.

El interés mediático que despierta un asunto en el que no está involucrado pero conoce como si leyera la palma de su propia mano le ha beneficiado enormemente. Así juega el que ya es uno de los colaboradores de Sálvame que más minutos de cámara y pantalla ostenta a día de hoy. Yo te doy una información privilegiada, tú me das trabajo, que falta me hacía, un toma y daca que ha sabido aprovechar de la mejor manera aunque ello, le haya traído algún que otro disgusto que sin duda tarde o temprano superará. Pues hay más que ganar que de lo que arrepentirse y si no, que se lo digan a su cartera, que a día de hoy está más abultada que nunca.

Siguiente: Dinero fácil a costa de desvelar secretos familiares