miércoles, 21 abril 2021 17:13

Asraf Beno: el rentable negocio de ser novio de Isa P

Asraf Beno tenía muy claro desde que se hizo conocido que iba a apañárselas para vivir del cuento toda su vida. Y así lo está haciendo, ahora su vida está rodeada de lujos y oportunidades gracias a la relación que mantiene con Isa Pantoja. Su suegra, Isabel Pantoja, la cual le cae fatal pero vive a su costa ya no se le cree, tampoco nosotros, por ello, hemos decidido desmontarle alguna que otra mentira que habría utilizado para llegar tan alto como está ahora. Aunque le cuesten las críticas, Asraf no se amedrenta y sigue disfrutando de una vida acomodada y estable por el simple hecho de ser novio de quien es. Si quieres descubrir todos los detalles sigue leyendo y no te pierdas nada.

Su verdadero pasado: casado y con dos hijos

> Ceutí pero de padres marroquís este joven que fuera modelo de profesión, parece no haber dado palo al agua en su vida. Cuando llegó al universo Mediaset diciendo que era modelo internacional y Míster Universo fue fichado por Mujeres y Hombres y Viceversa como pretendiente y hasta se atrevió a conquistar el corazón de Sofía Suescun que en ese momento estaba como tronista del programa. Aunque se dice que comenzó a estudiar una carrera universitaria, la de enfermería, dejó todo para dedicarse en cuerpo y alma al mundo de la moda y el modelaje, con intenciones eso sí, de abandonarlas algún día y hacerse famoso para poder vivir sin trabajar demasiado.

Su entrada en Gran Hermano VIP, declarando que tenía en sus espaldas varios premios de belleza internacional le sirvieron para hacerse un hueco en este famoso reality. Aun no sabíamos nada sobre él pero los medios comenzaron a investigar para conocer sus orígenes y su vida pasada los cuales descubrieron que Asraf podría estar casado y tener dos hijos a pesar de su corta edad. Esto nunca ha sido afirmado por el protagonista pero tampoco desmentido. Una mentira piadosa y un claro punto de ataque le harían ascender a los cielos en cuestión de segundos.

Siguiente: La mentira que utilizó para hacerse un nombre