jueves, 4 marzo 2021 13:46

Leticia Sabater: una presentadora destrozada por sus propios escándalos

Leticia Sabater está acostumbrada a saltar de escándalo en escándalo. Durante la década de los noventa, fue una de las mejores presentadoras de la pequeña pantalla. Empezó trabajando en TVE, y las cadenas privadas no pararon hasta que pudieron tenerla en su parrilla. Sin embargo, una mala gestión, hizo que dejara atrás su reputada imagen profesional a principios de los 2000. Desde entonces, Leticia ha insistido por participar en cualquier programa con el objetivo de recuperar el protagonismo que perdió. Su reputación es cada vez más turbia y, actualmente, no es más que una sombra de lo que fue. La lista de montajes con las que ha pretendido volver a televisión es infinita. La antigua presentadora no ha dudado en usar su propio cuerpo para llamar la atención de los periodistas. Por no hablar de la renovación profesional que ha sufrido en los últimos años, ¡Sus canciones son cada vez más indignantes! ¿Sabían que presume de ser amiga del Rey? Te contamos todo lo que ha hecho para ganar dinero a consta de bombardear su imagen.  

 

 

 

 

Su primer intento por no caer en el olvido: mantener relaciones íntimas en la playa 

Leticia Sabater pillada en la paya> Durante la década de los 90, Leticia Sabater era una de las presentadoras mejores pagadas de TVE. Empezó siendo azafata del mítico programa Un, dos, tres, y llegó a convertirse en una de las famosas chicas Hermida. Pronto le pusieron al mando de algunos programas, como No te lo pierdas. Tal fue su éxito, que Telecinco le hizo una suculenta oferta hasta conseguir tenerla en su equipo. En la empresa de Paolo Vasile estuvo al frente de varios formatos, hasta que decidió rescindir su contrato. A partir de entonces, la carrera profesional de Leticia Sabater ha sido cada vez más oscura. Al darse cuenta del protagonismo que estaba perdiendo, no dudo en mantener relaciones con su pareja en la playa sin ningún tipo de discreción. Su objetivo era que los periodistas la grabasen y pudiera regresar a la televisión para dar explicaciones. De esta forma, en 2008, acudió al plató de Donde estás corazón. 

Enseguida fue acusada de provocar estas imágenes, a lo que Leticia respondió: “A lo largo de mi carrera no he dado ningún escándalo. Siempre me he caracterizado por trabajar”. Según ella, su pareja le había tendido una trampa, aunque, ningún periodista confió en su palabra. “Me parece una auténtica cerdada que haya un tipo ganando dinero haciendo estas fotos”, exclamó muy indignada. Pero, lo cierto, es que la única que sacó beneficio con toda esta historia fue la propia presentadora. Tal fue el éxito que tuvo este supuesto montaje, que, en 2014, convenció a Olfo Bosé para repetir algo parecido. Fueron pillados paseando juntos en actitud muy cariñosa, y las imágenes llegaron a muchos programas. Sin embargo, pronto se descubrió que era una escena fingida que pretendían rentabilizarla en los platós. 

Siguiente: Su estrecha relación con el Rey Felipe