sábado, 16 enero 2021 19:50

La debacle del rey Juan Carlos: de sus fiestas con 500 invitados a la soledad más absoluta

No cabe ninguna duda de que el emérito atraviesa ahora por uno de sus momentos más complicados. El que fuera jefe de estado en España durante casi cuarenta años ha experimentado un desagradable proceso de declive del que no parece que vaya a reponerse fácilmente. Como paradigma de esta decadencia, el rey Juan Carlos pasa hoy por el cumpleaños más triste de su vida. El monarca abdicado ha alcanzado los 83 años y nada queda ya de esas fiestas multitudinarias en las que centenas de ilustres personalidades lo acompañaban. En estos momentos, nadie quiere saber de él y sufre el frío de la soledad más absoluta. ¿Quieres conocer más detalles? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

La debacle del rey Juan Carlos

rey juan carlos

> Algunos historiadores y contertulios aseguran a viva voz que el emérito fue una figura indispensable en la transición española a la democracia tras la dictadura de Francisco Franco, e insisten en que siempre será recordado como uno de los pilares fundamentales que ayudaron a construir el nuevo Estado de derecho. Sin embargo, los últimos escándalos y polémicas que ha protagonizado pueden empañar su larga trayectoria como monarca, y de un tiempo a esta parte, su reputación se ha visto muy tocada. Su comportamiento poco ejemplar, tal y como lo definió su propio hijo, el rey Felipe VI, en lo que a la administración de su millonario patrimonio se refiere le ha salido muy caro, hasta el punto de que se ha visto obligado a refugiarse en el extranjero.

El agosto pasado, el rey Juan Carlos se marchó a Abu Dabi, en Emiratos Árabes, y por lo visto no tiene intención alguna de volver, al menos hasta que se disipe la oscura tormenta mediática que descarga con fuerza sobre él. Allí pasa los días en la más absoluta soledad, aunque rodeado de todo tipo de lujos y comodidades que ningún exiliado de la historia ha podido ni siquiera imaginar. Solo sus escoltas y los pocos amigos con los que cuenta en el país asiático le hacen compañía de vez en cuando, y en lo que respecta a su familia, su hija mayor, la infanta Elena, ha sido la única que se ha dignado a coger un avión para visitarlo. El resto de los Borbones han establecido un cordón sanitario a su alrededor, y de momento quieren mantener la distancia para evitar que les acabe salpicando el escándalo que atormenta al monarca.

Con todo esto encima, además de los problemas de salud que achacan al rey Juan Carlos, se puede asegurar sin temor a equivocarse que el año 2020 ha sido uno de los peores de su vida, y este recién estrenado 2021 no tiene pinta de mejorar mucho para él… De momento, empieza con uno de sus cumpleaños más complicados y tristes. El emérito ha alcanzado hoy, 5 de enero, los 83 años, y la situación no está para muchas celebraciones. Tiempo ha, el monarca festejaba por todo lo alto esta marcada fecha en su calendario, pero ahora no queda ni rastro de esas reuniones multitudinarias. De hecho, lo más probable es que sople las velas de la tarta acompañado de muy pocos amigos, si es que le queda alguno.

Siguiente: La soledad más absoluta del rey Juan Carlos