lunes, 18 enero 2021 7:57

Iñaki Urdangarín pedirá el tercer grado

El abogado de Iñaki Urdangarín, Mario Pascual Vives, tiene claro que seguirán luchando por conseguir el tercer grado. Coincidiendo con el fin de 2020, conocimos la propuesta de Instituciones Penitenciarias para una flexibilización en la condena de Iñaki Urdangarín. Así, a cambio de someterse a un programa de reinserción de presos condenados por delitos económicos, el marido de la Infanta Cristina dejará la prisión de Brieva y pasará a pernoctar en un Centro de Reinserción Social en Alcalá de Henares. Esta propuesta también le permitirá disfrutar de un fin de semana libre al mes y realizará su labor de voluntariado en el Centro Don Orione de lunes a viernes, cuando hasta ahora acudía sólo tres días por semana.

Sin embargo, han vuelto a denegarle el tercer grado penitenciario, un varapalo para el vitoriano. Su abogado, Mario Pascual Vives, nos da la última hora y confirma que, pese a todo, seguirán luchando para conseguir la ansiada semilibertad.

Mario Pascual Vives

¿Están satisfechos con esta nueva medida que les han ofrecido?

– “Ha sido una sorpresa porque esto llegó el día 30 y cuando usted hace la pregunta y dice ofrece, más que ofrecer, es decir. Instituciones penitenciarias ha decidido esto y por tanto no deja de ser una sorpresa”

¿Aún lo tienen que valorar? ¿No están satisfechos?

– “Hombre, nosotros desde que la junta de tratamiento por unanimidad acordaba que le daba el tercer grado sin restricciones pues teníamos la confianza, la esperanza de que esto sería así, que sería asumido por instituciones penitenciarias. Siendo otra situación, pues entendemos que habrá que seguir recurriendo y pidiendo lo mismo que ha dicho la junta de tratamiento. Por lo tanto, entendemos que pediremos que se nos dé, que se le dé el tercer grado penitenciario como ha pasado con otras personas condenadas por los mismos hechos y con penas semejantes que hasta donde yo sé, desde el mes de junio se han catalogado en tercer grado. Por lo tanto, no deja de ser sorprendente que el señor Urdangarin no lo tenga”.

Confirma usted que va a seguir recurriendo y luchando por ese tercer grado.

– “Sí, sí. Ante juez de vigilancia penitenciaria y ante las instancias que correspondan”.

–  ¿Cuándo va a presentar ese recurso?

– “Ya está hecho. Hemos tenido que correr mucho estos días aparentemente de fiestas”.

¿Para cuándo esperan ustedes tener una respuesta?

– “No lo sé. Eso depende de la propia fiscalía, del juzgado de vigilancia… No lo sé, calculo que entrado el mes de enero”.

–  ¿De todas formas hasta entonces Iñaki Urdangarin va a poder ir a ese centro a hacer lo que se ha decidido desde instituciones penitenciarias o habrá que esperar a ese recurso que ha presentado?

– “Espero que la resolución y nuestro recurso no tiene efectos suspensivos. Por tanto, intuyo que la resolución de instituciones penitenciarias ya será ejecutiva”.

¿Sabe usted para cuándo? Cuando Iñaki va a empezar con esta nueva vida.

– “Me temo que muy pronto”.

¿Iñaki Urdangarin cómo se ha tomado esta nueva situación? 

– “No he podido hablar prácticamente con él porque las llamadas están limitadas por minutos y por tanto he podido hablar muy poco con él. Tenía previsto visitarle, pero con el tiempo y todo esto parece que será más complicado ir a verle relativamente pronto. Intuyo por lo que he hablado es que le ha causado una especial sorpresa, sí”.

¿Y le han explicado en que consiste este curso que es prácticamente pionero para delitos económicos?

– “No, no nos lo han explicado. Yo hasta lo que he podido ver en Internet pues parece que es un curso de reeducación en materia económica, pero no sé en que consiste. No lo sé todavía, a la aventura”.

Usted que siempre ha mantenido la inocencia de Iñaki Urdangarin, ¿qué le parece que tenga que llevar a cabo este tipo de cursos?

– “Bueno, ojalá la sanción o la condena hubiera sido esto, ¿no? Pero quién dictó la sentencia fue hasta la más alta instancia y fue al Tribunal Supremo y hay que acatarla. Siempre hay que acatarla”.

Con esta nueva vida de Iñaki Urdangarin todo el mundo se pregunta si eso va a suponer que la Infanta Cristina vuelva de nuevo a España y se instale en Madrid. ¿Tiene usted constancia de ello?

– “De ninguna manera”.

Ya para acabar, dice usted que ha hablado muy poco con Iñaki, pero el haber podido salir en navidades, estar con sus hijos, con su familia además ahora que su hijo Pablo va a seguir sus pasos en el deporte habrá sido un poco de aire fresco.

– “Hombre, todos los permisos ordinarios de los que dispone como cualquier otro interno, son balsámicos. El poder estar con su familia es lo que todos ansían. Las llegadas son muy duras, los regresos son muy duros… Pero hay que adaptarse a todo”.