comscore
domingo, 14 agosto 2022 1:57

Tamara Falcó loca de contenta con Mateo, su nuevo amor

Tamara falcó está radiante con la llegada al mundo de su nuevo amor: su sobrino Mateo. Ana Boyer y Fernando Verdasco ya están en casa con el pequeño, que nació el pasado 21 de diciembre en la clínica Ruber Internacional de Madrid. La pareja, fiel a su discreción, confirmó el nacimiento de su segundo hijo un día después de su llegada al mundo, poco antes de poner rumbo a la mansión de Isabel Preysler – donde la socialité y el tenista se alojan cuando están en España – evitando así que los medios de comunicación captásemos la imagen de los felices papás y su recién nacido saliendo del hospital.

20201223074121 Tamara Falcó loca de contenta con Mateo, su nuevo amor

Sin embargo, gracias a Tamara Falcó, que ya ha podido disfrutar de su sobrino, sabemos cómo es Mateo. La Marquesa de Griñón acudió a El Hormiguero y allí, tan espontánea y clara como siempre, y más ilusionada que nunca por la llegada a la familia de este precioso nuevo miembro, desveló que el hijo de su hermana Ana es «muy chiquitito» pero que no sabe cuánto pesa.

Radiante, la socialité ha confesado que conocerle ha sido muy emocionante y ha contado que tiene una gran relación con todos sus sobrinos, de los que ha hecho recuento, contando a los hijos de sus tres ramas familiares: «Por parte de los Falcó tengo seis – hijos de sus hermanos por parte de padre, Manolo y Xandra – de los Iglesias tengo cinco – hijos de Enrique y Chabeli Iglesias – y de los Boyer dos», hijos de Ana y Fernando Verdasco.

Entre risas, Tamara ha contado que «les hago regalos a todos por Navidad» pero que a su nuevo sobrino, Mateo, «le voy a juntar su cumpleaños con el regalo navideño». «Ya tengo un conjuntito para darle», ha desvelado encantada de tener en casa al pequeño.

Poco antes, en Instagram, la Marquesa de Griñón daba la bienvenida a Mateo con una foto en la que, la tía Tammy, coge la mano del chiquitín poco después de su llegada a la casa de Isabel Preysler donde, a buen seguro, vivirán la Navidad más especial de todas, puesto que han tenido, con varios días de adelanto, el mejor regalo posible.

Un nuevo miembro que llega a la familia Preysler, y que sin duda hará las delicias del clan en esta Navidad tan atípica y en la que Isabel Preysler no podrá juntar a todos sus hijos como a ella siempre le ha gustado.