martes, 26 enero 2021 0:48

Raquel Meroño sobre su ex Santi Carbones: “me pone de los nervios, pero le quiero igual”

Después de convertirse en la flamante vencedora de Masterchef Celebrity, Raquel Meroño ha reaparecido y nos ha hablado de su actual relación con su ex Santi Carbones. La empresaria estaba radiante y brillando tanto como su original y elegante traje negro, en el 75 Aniversario de la revista Elle. Feliz, nos ha hablado de su inesperada victoria en el talent más exigente de la televisión, de cómo se han tomado sus hijas este triunfo

raquel merono

– Estoy encantada de estar aquí contigo. Enhorabuena.

– “Y yo contigo. Gracias”.

– Yo decía hace algún tiempo lo mismo ganas.

– “Yo calladita. Lo he pasado tan mal, yo que quería gritarlo a los cuatro vientos… He estado meses así, mordiéndome la lengua“.

– Qué maravilla.

– “Qué bonita experiencia, ha sido brutal, estoy tan contenta. Me ha dado todas las cosas estas, así como el reconocimiento y tal, que están muy bien de vez en cuando, yo he tenido el ego en adobo durante todo el programa, aunque ahora me aplaudan un poco no pasa nada. A nivel personal es un chute de energía, mirarte al espejo y decir, ‘lo ves tonta’“.

– Pedazo de postre, de hijas…

– “Fue muy lindo, fue un vals. La final fue realmente un baile perfecto, con la familia, como salió todo, no me puse nada nerviosa y todo salía, todo fluía, me sentía feliz, orgullosa y no se me movía el pulso“.

– Cuando uno gana algo, a quién le dedicas el éxito.

– Esto me lo dedico a mí, igual que en los últimos años lo he dedicado a los negocios, a la familia y tal, esto para mí. Ya era hora de empoderarte un poquito, te vas vaciando…

– Lo pasáis bien, disfrutáis, pero todos sufrís mucho.

– Claro que hay que trabajar, dentro pero sobre todo hay que trabajar fuera. La única forma de poder llegar lejos es a través de horas y horas de cocinado extra al margen del concurso.

– ¿Ahora qué?

– Ahora a descansar, a disfrutar y a celebrar. Luego la vida se encarga de ponerlo todo en su sitio. Yo feliz.

– Algún proyecto relacionado con la cocina te gustaría.

Yo tengo un chiringuito, lo que estoy haciendo es cambiando algunos platos y revisando la carta que eso me hace mucha ilusión, quise hacerlo siempre y nunca me dejaron

– Las niñas qué te dicen.

Las niñas están emocionadas, lo que pasa es que han flipado más viéndolo por la tele que cuando pasó. Creo que cuando pasó ellas estaban ahí, no escuchaban bien desde arriba, no se daban cuenta del significado y ahora cuando han visto tanta gente seguidora de este programa están sobrecogidas.

– ¿había gente que no confiaba en ti?

– Claro que sí, ni yo.

– Alguien te dijo retírate.

Mi madre, me dijo hija mía por favor, qué necesidad de pasarlo mal, pero tú has visto el programa, no sabes freír un huevo. Todo es ponerse, yo lo único que quería es que no me echaran en la primera y en la segunda. A las niñas como son adolescentes les daba pudor, no quería hacerlas pasarlo mal.

– En estos meses tan difíciles, entiendo que en tu entorno familiar todo bien.

– Sí, estamos todos muy bien. Nos hemos cuidado también mucho, a mí me estaban todo el rato testando en el programa, mis padres se han cuidado muchísimo. Mi madre es de las que no quiere ni celebrar Navidad.

– ¿Cómo lo vais a hacer?

– Pues cero dramas, si no pasa nada, por un año… nos hacemos un Zoom, cenamos como hemos hecho siempre.

– Estarás con tu hija o lo repartís.

– Sí, pasamos siempre todo juntos, mis hermanas y mi ex marido, las niñas

– Eso es bueno también, en parejas así es lo mejor.

– Claro, seguimos siendo familia. La historia es cambiar el chip, no es algo que se ha roto, es algo que continua de otra manera, es un núcleo familiar, como mi hermanito, me pone de los mismos nervios igual que mi hermana y le quiero igual.

– Enhorabuena, te deseo lo mejor para el año que empieza, será bueno para todos.

– Seguro que las cosas van mejor, ya verás que sí. Estamos todos con une negatividad tan fuerte que cualquier cosa será mejor.

– ¿Te ha cambiado?

– Sí, he tenido una pandemia un tanto inusual por todo el tema del programa, pero sí que toda la primera parte hice un cambio de chip muy grande y muchas veces creo que lo hice tan bien que por eso me llegó en forma de regalo el programa. Hay que irse siempre a cruz, no hay que meterse a cosas raras de la cabeza porque las cabezas pueden jugar muy malas pasadas.