sábado, 23 enero 2021 23:37

Carmen Janeiro forrada: la incalculable fortuna que ha conseguido pillar

Durante los años 90 el clan Janeiro se convirtió en una de las familias más perseguidas por la prensa del corazón. Gracias a la fama de Jesulín de Ubrique, sus padres y hermanos adquirieron una gran notoriedad pública. Carmen, conocida en aquella época como “Jesulina”, se convirtió en un personaje habitual en los platós de televisión. Su repercusión hizo que trabajara como modelo y actriz. Incluso fue contratada por María Teresa Campos para ser reportera de su programa. Su éxito era imparable, sin embargo, un día desapareció de los focos. ¿Qué le sucedió a la excuñada de Belén Esteban? Muchos señalan a un único responsable: Luis Masaveu. El millonario patrimonio de su nueva pareja hizo que Carmen no volviera al trabajo, pero, ¿Quién lo haría hecho teniendo 2.500 millones de euros en el bolsillo? ¡Te contamos como es su nueva vida llena de lujo, dinero y caprichos! 

 

 

 

 

Todas las razones por las que decidió desaparecer 

Carmen Janeiro haciendo yoga

> Durante la batalla mediática que Belén Esteban emprendió contra el clan Janeiro, era imposible pensar que una de sus protagonistas terminaría desapareciendo. Carmen siempre destacó del resto de su familia por emplear un discurso más conciliador. De hecho, Belén ha agradecido públicamente en varias ocasiones que se esforzara por mantener contacto con su hija, Andrea Janeiro. Sin embargo, desde 2014 no la hemos vuelto a ver en la pequeña pantalla. La hermana de Jesulín acudió a Hay una cosa que te quiero decir, programa presentado por Jorge Javier Vázquez. Pese a tener una estrecha relación con la madre de su sobrina, ambos mantuvieron la compostura y no resucitaron ninguna polémica. Antes de su participación en el programa de Telecinco, ya llevaba bastantes años retirada de la vida mediática.  

Muchos periodistas, después de que su nombre volviera a sonar en los platós, intentaron averiguar cuál había sido la razón por la que ya no quería ser un personaje público. Rápidamente salió a relucir su cuñada, María José Campanario. Según la información de la época, su mala relación había provocado que Carmen terminara alejándose de la familia y consecuentemente, de su mediático apellido. Sin embargo, también hubo quien defendió a la mujer de Jesulín argumentando que la desaparición se debía a que Carmen había elegido una nueva vida. “Desde que me dedico al yoga, ya no me da tiempo a nada”, dijo en una entrevista. No obstante, sus problemas de salud de posicionan como uno de los argumentos con más peso a la hora de hablar de su desaparición televisiva. ¿Qué le ocurrió? 

Siguiente: Una silla de ruedas y dos operaciones