comscore
martes, 4 octubre 2022 22:39

Nuevas fotografías de Beatriz de York junto a Edoardo Mapelli

La Casa Real Británica está desvelando, con cuentagotas, detalles del enlace secreto de Beatriz de York y Edoardo Mapelli. La boda, que ha pendido de un hilo en diferentes ocasiones primero por los escándalos del Príncipe Andrés – padre de la novia e hijo de la Reina Isabel II – y por la crisis del Coronavirus después, se ha celebrado finalmente por sorpresa y en la más absoluta intimidad.

Sin embargo, no por ello ha dejado de ser uno de los enlaces más románticos que nos podamos imaginar. Celebrado en la Capilla Real de Todos los Santos de Windsor y sólo con la presencia de sus familiares más cercanos, la enamorada pareja nos ha regalado unas imágenes de ensueño que, poco a poco, vamos descubriendo maravillados.

Además, Beatriz y Edoardo han querido agradecer, a través de la Casa Real Británica y mediante dos nuevas fotografías inéditas de su gran día, las felicitaciones que han recibido después de su romántica boda secreta: «Su alteza real la princesa Beatriz de York y el señor Mapelli Mozzi están emocionados por los buenos deseos que han recibido tras su enlace y están encantados de compartir dos fotografías más de su feliz día».

Hoy, analizamos al detalle las imágenes de una Beatriz radiante en su día más especial. Pese a que había planeado un enlace por todo lo alto – ya que tanto la hija de Sarah Ferguson como su pareja cuentan con numerosísimos amigos entre la jet set internacional – finalmente han disfrutado de una boda muy íntima a la que, según afirman diferentes fuentes, no habría asistido ni siquiera el Principe Andrés, en el punto de mira por sus continuos escándalos. Sin embargo, invitados de excepción han sido los abuelos de la novia, La Reina Isabel II y el Duque de Edimburgo, que a sus 99 años luce un aspecto fantástico y con quienes Beatriz tiene una relación de lo más especial.

20200720084738 Nuevas fotografías de Beatriz de York junto a Edoardo Mapelli

La novia, visiblemente más delgada, lució espectacular con un vestido que ya había lucido la propia Reina de Inglaterra en el año 1962 con motivo del estreno en Londres de «Laurence de Arabia». Adaptado a su silueta por el diseñador Stewart Parvin y la estilista Angela Kelly, el modelo con corpiño geométrico con brillantes engarzados de Norman Harnell le sentaba a Beatriz como un guante. Realizado en seda de tafetán y con mangas de organza, parecía diseñado por y para ella pese a ser un emotivo guiño a su querida abuela Isabel. La impresionante tiara Fringe de diamantes, también de la monarca británica, y su cobriza melena suelta, completaban un conjunto coronado por un romántico velo corto de tul y un precioso ramo de flores en tonos pastel.

Las miradas de amor y los gestos de cariño que se profesan Beatriz y su ya marido Edoardo Mapelli en las fotografías distribuidas por la Casa Real Británica, hacen que suspiremos y soñemos con este íntimo enlace campestre del que, a buen seguro, pronto iremos conociendo más detalles y descubriendo nuevos estilismos.