lunes, 8 agosto 2022 22:14

Belén Esteban y Toño Sanchís: Todo lo que debes saber sobre el juicio del año

Belén Esteban y Toño Sanchís se ven las caras esta mañana en los juzgados de Torrejón de Ardoz. Casi dos años de conflicto cuyo punto de inflexión llega hoy hasta los tribunales con el alegato de las partes. La demanda de Belén Esteban no va directamente contra Toño Sanchís como persona física sino contra ‘Lorant’, la agencia de representación que gestiona su ex representante y cuya administradora única es Lorena, la esposa de Sanchís. Para llegar hasta hoy, tenemos que empezar por el principio.

Los inicios profesionales de Toño Sanchís y Belén Esteban comenzaron en el año 2006. Amador Mohedano, ex marido de Rosa Benito, dejó de representarla y fue Sanchís quien cogió el relevo y el management de la Princesa del Pueblo. En aquel momento, Belén se encontraba estancada profesionalmente. Su vida profesional giraba en torno a alguna que otra portada en una revista y sus colaboraciones en ‘El Programa de Ana Rosa’, cuyas apariciones semanales iban disminuyendo paulatinamente. El inicio del programa ‘Sálvame’ y con él, el cambio de Belén Esteban de ‘Cuarzo’ a ‘La Fábrica de la Tele’ supuso el reflote de la de San Blas como personaje televisivo cuya vida, que nunca dejó de interesar al público, volvía a estar en boca de todos.

9 años han pasado desde todo aquello. 9 años de representación profesional, amistad personal y hermandad que por lo visto no era tal. En el verano de 2015, Belén empieza a sospechar de las gestiones de su representante y meses después lleva a cabo una auditoria. Demanda documentos que según la propia Esteban, Toño se niega a entregarle: facturas, albaranes y documentación oficial donde consten los trabajos realizados por la colaboradora y los porcentajes que Toño Sanchís se endorsaba como manager. Según Belén Esteban, Toño Sanchís tenía abierta una cuenta bancaria donde guardaba más de 370.000 euros relativos a las galas del programa ‘¡Más que baile!’ y otras colaboraciones profesionales de las que Belén “no tenía ni idea”. La agencia de Toño se desquitó y esa cantidad de dinero fue desviada a las cuentas de la Esteban ipso facto.

Casi dos años de acusaciones basadas en un contencioso económico que según el propio Toño “desde Sálvame lo han extrapolado al ámbito personal: presuntas infidelidades a mi mujer, que si Lorena se va de casa, que si tengo propiedades en Miami… Basta ya de mentiras. “Basta ya de mentiras”: con esta frase, convertida en hashtag (#), Toño Sanchís reivindica desde cualquier foro no solo su verdad sino la campaña de desprestigio que según él mismo “sufre y padece” desde el programa vespertino de Telecinco.

Belén Esteban, en su última entrevista exclusiva para una famosa publicación, declaraba encontrarse en una situación económica delicada, no solo por la presunta mala gestión de su manager sino por el desembolso que le está suponiendo llevar a su agencia a juicio. La Esteban ha invertido cerca de 100.000€ en demandar al que fue su representante, Toño Sanchís. La ex de Jesulín de Ubrique quiere tenerlo todo muy atado de cara al juicio y para ello se ha gastado 15.000€ en su nueva gestoría, 35.000€ en abogados, 25.000€ en la auditoría y 20.000€ en un perito caligráfico que acredite la validez de las pruebas presentadas.

En este sentido, Sanchís manifestó, en declaraciones exclusivas para Cotilleo.es, su total tranquilidad ante esta situación: “Yo estoy tranquilo. Lo afronto bien y con la cabeza alta. Sé que voy a ganar”.

El juicio que se celebra en los juzgados de Torrejón esta misma mañana marcará un antes y un después en la historia de la vida pública y mediática de Belén Esteban, quien según el propio Toño “se ha hecho, a mi costa, nueve ‘Sálvame Deluxe’, portadas en revistas donde alega estar pasando por momentos económicos complicados y lo único cierto es que desde que yo la conozco tiene deudas con Hacienda. Ella arrastra las deudas desde hace muchísimos años. Es una falta de respeto que diga que tiene problemas económicos y no pare de viajar: Londres, Birmingham, Canarias durante toda Semana Santa…”.

El juicio se ha llevado a cabo, sin embargo, corría peligro por un cambio de última hora. La jueza que instruía el caso se ha tomado unos días de asuntos propios y el contencioso ha pasado a manos del juez sustituto que ha tenido que analizar las pruebas presentadas por Belén en un tiempo récord. Belén Esteban demanda más de 465.000 euros a la agencia Lorant, un juicio que más que el fin de una historia, volverá a despertar, estamos seguros, fantasmas del pasado.

Una historia que no ha hecho más que ir en aumento y que a día de hoy acumula varias y fuertes acusaciones de Belén contra Sanchís… ¿Quieres saber qué es lo más fuerte a lo que Toño ha tenido que enfrentarse de boca de la propia Belén?

 








La primera sospecha 

Todo comenzó en el año 2015. Belén Esteban empezó a sospechar que su entonces representante no era del todo legal con la gestión de sus temas. Así, puso entonces en manos de sus abogados el caso para tratar de descubrir si Toño Sanchís había actuado de forma inadecuada con los ingresos que había ido generando tanto en televisión -con el programa Más que baile, por ejemplo- como en otro tipo de eventos, como el terremoto de Lorca, para el que el representante habría abierto una cuenta en nombre de Belén a fin de que la gente donara dinero y poder así ayudar a los afectados. La de San Blas asegura que Sanchís usó ese dinero recaudado para gastos personales.