comscore
martes, 16 agosto 2022 14:29

Los cuatro motivos que provocan que la vida de Eduardo Gómez no sea de color de rosa

Es uno de los actores más queridos de la pequeña pantalla. El mítico Eduardo Gómez, famoso hasta la saciedad por sus papeles como crápula en las series ‘Aquí no hay quién viva’ y ‘La que se avecina’, se dejó ver este fin de semana en ‘Sábado Deluxe’, donde volvió a mostrar su sentido del humor sin esconder la amargura y los cuatro problemas que le persiguen. El madrileño no pasa por el mejor momento de su carrera tras haberse atrevido a dejar la serie que le lanzó a la fama por agotamiento: «Llevaba diez años de éxito con las dos series, y necesitaba descansar».

EG e1494838578984 Los cuatro motivos que provocan que la vida de Eduardo Gómez no sea de color de rosa

Después de su adiós, hace ya casi cuatro años, Gómez se ha dejado ver por alguna película menor y de forma efímera en la serie ‘Gym Tony’, de la cual se cayó también del reparto. Eso sí, su bajo momento laboral no parece ser lo que más le preocupa. Y es que su ruptura con la joven Jessica, 38 años menor que la actriz, parece ser que todavía le duele. Dice que se sigue lamiendo las heridas y que la dejó marchar para que se realizara como persona: «Yo no tenía problemas con la edad, pero ella no estaba preparada para las críticas. Íbamos por la calle y me decían si era mi hija. Yo contestaba que no, que era mi nieta». Ya ven, dice que la dejó volar.

Eso sí, de Jessica guarda un grato recuerdo. Todo lo contrario de lo que le pasó con la madre de su hijo: «Una mañana me levanté porque el niño estaba llorando, le cogí en brazos y vi la nota de mi mujer en la nevera en la que me decía que se iba. No nos llevábamos mal, pero la situación económica no era buena (…) hay cosas que no se pueden explicar». En aquella época el dinero no le llovía, ahora vive más relajado entre Madrid y Marbella, y se dedicaba a vender libros puerta a puerta.

Eso sí, ahora más que su fallido primer amor le preocupa más la salud de su madre, que con 97 años por ahora sigue con buen pie. Si repasamos la entrevista parece que a Eduardo Gómez las cosas no todo pintan de color de rosa. Pero aun así el actor mantiene el ánimo, sigue con fuerza a sus 65 años para visitar las discotecas nocturnas madrileñas, donde las mujeres se le acercan para pedir fotografías y autógrafos, y claro, él se deja querer y dice que no está dispuesto a renunciar al amor. Faltaría más, le falta añadir.

Gómez pareció emocionarse cuando Andrés Pajares, clave en su carrera como actor, le mandó un cariñoso mensaje. El actor vio el talento del madrileño en el rodaje sobre el mítico personaje de IVA, ‘Makinavaja’, y el famoso «Mentefría» no desaprovechó la oportunidad y se fue introduciendo en el mundo artístico gracias a la confianza de realizadores como Álex de la Iglesia, que pronto lo convertiría en actor fetiche con papeles en las obras maestras de humor negro ‘Muertos de Risa’ y ‘La Comunidad’.