jueves, 4 marzo 2021 10:34

Cartas iban y venían desde Birmingham a Madrid: Los misteriosos viajes de Belén Esteban a la ciudad británica

Ha vuelto a suceder. Belén Esteban ha bloqueado el fin de semana para escapar de viaje a la ciudad inglesa de Birmigham. Desenfadada y relajada, La Princesa del Pueblo se ha alejado de la polémica causada por el contenido de su nueva biografía no autorizada llevándose a su hija Andrea a la misma ciudad en la que estuvieron el pasado mes de octubre viendo a Justin Bieber en concierto.

Belén anhela el anonimato. Se despierta cada mañana con el desasosiego y con la tormentosa idea de que miles de ojos se fijarán en ella y de que cientos de cabezas se girarán a su paso por las calles de nuestro país. Su huida al extranjero es su bálsamo de tranquilidad. A Risto Mejide le confesaba lo feliz que era “fumándose un cigarro y bebiéndose una cerveza en cualquier parque de Birmingham, donde nadie la conoce”. Pero, ¿por qué concretamente esta ciudad para todas y cada unas de las escapadas posibles? Os contamos.

Ya es primavera🌷🌸🌼🌹🍀🌻🌺

Una publicación compartida de Belén Esteban (@belenestebanmenendez) el

Tal y como revelase Laura Fa en el programa de radio donde colabora: “Andrea Janeiro tiene novio y “vive fuera”. Belén, muy enfadada por el hecho de que una compañera hablase de su hija menor de edad en una entrevista radiofónica le contestó con vehemencia: “Mi hija tiene novio, sí, y en Birmingham. Andrea tiene edad para un novio y para veinte. ¡Eres una alcahueta! No eres nadie para decir que yo te he dicho a ti que mi hija tiene un novio. Cuando tenga 18 ya la seguiréis, por desgracia”.

Misterio resuelto. Belén escapa con su Migue y su hija a Birmingham para que Andrea pueda disfrutar de sus días de descanso junto al chico que la ilusiona y que despierta en ella las mariposas en el estómago clásicas de la edad. ¿Será Birmigham el lugar al que Belén siempre alude cuando dice que “su hija se irá a estudiar al extranjero”? Todo apunta a que en escasos meses conoceremos todos estos datos y muchos, muchos más.