comscore
martes, 29 noviembre 2022 1:51

Todo por la silla: la estrategia oculta de Rafa Mora para afianzarse como colaborador en Sálvame

La Sálvame Snow Week, organizada por la evidente dinámica negativa del programa rey de las tardes, concluyó con tres ganadores. Laura Fa, Mónica Hoyos y Rafa Mora. El valenciano, procedente de la cantera de Mujeres y hombres y viceversa, es consciente de que la silla eléctrica de Sálvame ha deglutido sin miramientos a periodistas reputados, personajes de moda en televisión y compañeros varios.

Es por ello que Rafa Mora sabe que no puede perder el tren que pasa ante sus ojos y hace unos días señalaba en Lecturas su felicidad por su incorporación al programa de Jorge Javier Vázquez: «Estoy feliz. Trabajo con los número uno de la tele. Aprendo de Matamoros, Kiko Hernández, Mila Ximénez, Belén Esteban y María Patiño. El resto son prescindibles todos». Con estas declaraciones apuntaba el valenciano a su meta: aliarse al «Eje del mal» y con los intocables del programa para afianzar su silla linchando a los «débiles».

rafa e1487298352215 Todo por la silla: la estrategia oculta de Rafa Mora para afianzarse como colaborador en Sálvame

¿Sus enemigos? Los dejó claros Rafa Mora en la entrevista: Lydia Lozano, de la que señaló que no aporta nada, y Terelu Campos, a la que despellejó buscando una polémica que la «hijísima» ha esquivado con un silencio incómodo: «Ahora triunfa con Las Campos porque está acompañada por su madre y su hermana, pero sola genera somnolencia. María Teresa sí es una gran persona, la respeto, pero ¿Terelu? ¡Sin su madre, a saber dónde estaría!”. Y añadió que “coincidí con ella cuando presentaba Sálvame Deluxe y conmigo siempre ha sido muy déspota, no me ha tratado como uno más, considera que está a otro nivel. Terelu, si fueses tan válida, cuando te han dado oportunidades de presentar, no te las hubiesen quitado. ¿Por qué ponen a Patiño? No tienes nada que aportar».

Rafa Mora, consciente de su irrelevancia en la mayoría de debates que se fraguan en el programa, ha intentado acaparar la atención de una y mil formas: la semana pasada acudía compungido a una supuesta infidelidad de su novia Macarena y este lunes acaparaba una portada rosa por su supuesto affaire con Mónica Hoyos. Es curioso que la liebre la soltase él mismo: «Una colaboradora de Sálvame diario está empezando algo con un amigo mío que también trabaja en la cadena y que es quince años menor que ella». ¿Está abonando Rafa el terreno para convertirse en un personaje más del programa? Eso parece.

Pero si Rafa jugó en Lecturas a criticar a algunos tertulianos de Sálvame para llamar la atención, otro personaje necesitado de foco, Pipi Estrada, repitió esquemas con el valenciano como víctima: «En la vida se puede llegar a conseguir un objetivo de dos maneras: volando como un águila o arrastrándote como una serpiente, y él se arrastró como una serpiente, porque es adicto a dos letras: TV, y a base de arrastrarse, y posiblemente algo más». Y añadía: «Este muchacho tiene un problema quiere opinar de todo y no sabe de nada . Cuando no sabe de que hablar le dicen ‘quítate el jersey'». No sabemos si se quita el jersey, pero Estrada apuntaba que Mora llama insistentemente a Sálvame para acudir al programa y mejorar así sus ingresos, ya que según el periodista deportivo «solo» factura 250 euros semanales.