domingo, 16 mayo 2021 11:09

¿Fuego amigo o teatro del bueno? La guerra entre Sálvame y Cazamariposas salpica a Jorge Javier Vázquez, Belén Esteban o Mila Ximénez 

Mucho antes de estrenarse Cazamariposas, en el otoño de 2011, el universo Sálvame se coronó como el programa del rey del corazón tras la desaparición de DEC y Enemigos íntimos en septiembre y noviembre de aquel año. Desde aquel momento el Deluxe se coronó como el rey de las noches de los viernes y aminoró su factura, ya que por primera vez en dos décadas las subastas por conseguir entrevistas televisivas a personajes del corazón se acabaron: Jorge Javier Vázquez y compañía se quedaban solos.

En los últimos estertores de DEC algunas voces del Deluxe denunciaron guerra sucia contra Jorge Javier Vázquez, que se explicaba: “Tengo amigos en la otra cadena [Antena 3], que no puedo ver desde hace tiempo y eso me duele”. El de Badalona se molestó porque el programa que presentaba Jaime Cantizano contó con el testimonio del ex policía José Amedo en el que desvelaba una supuesta investigación encargada por José Frade en el que la vida sentimental del presentador aparecía ligada a un directivo de Telecinco.

Pese a compartir cadena, Enemigos íntimos también se llevó una reprimenda por parte del presentador después de ver como el programa de Santi Acosta dudaba de un testimonio de Fran Álvarez emitido en el Deluxe: “Voy a pedir un aplauso para Enemigo Íntimos. En el mejor de los casos nos cuestionan (…) Y si se cuestionan algunas cosas, creo que el presentador y el equipo deben tomar cartas en el asunto y explicarse ante la audiencia para que los que nos ven no se piensen que estamos organizando e ideando situaciones para conseguir atrapar audiencia”.

Pero quedarse en solitario no fue bueno para Sálvame, que desde su productora, La Fábrica de la tele, lanzó en marzo de 2013 un segundo espacio rosa con una evidente intención: provocar una guerra contra su programa estrella. Fuego amigo que redunda positivamente en ambos formatos. Cazamariposas, que así se llama el invento, no se ha cortado a la hora de pegar con saña a personajes como Belén Esteban, que antes de ser ridiculizada por su paso por GH VIP ya se molestaba contra el programa de Divinity: “A Laura Fa no sé quién la vestirá, pero vamos. Me meto con ellos porque ellos se meten conmigo. Yo me visto como me da la gana y soy de barrio porque me da la gana. Ellos no son nadie para decirme cómo tengo que vestirme. Yo, si soy una choni, soy una choni”.

Mila Ximénez también se ha convertido en diana para Cazamariposas, ya que este espacio ha repetido en varias ocasiones que la ex de Manolo Santana pasa más del 70% en televisión enfadada. Por eso chocó con el programa en la rueda de prensa en la presentación de aquel Supervivientes en el que participó: “Yo no veo Cazamariposas. Que no, que no os veo. Que me voy a la isla, que sé que me vais a poner a parir, que a la vuelta os veo”. Poco después se reconciliaría con el programa, al igual que un ex de Sálvame, Joaquín Torres, al que el programa pidió disculpas por el siguiente comentario: “La cara corresponde a una edad y el cuerpo es del yayo cachas. Me da un poco de grima, la verdad”. Quizás este caso es de las pocas veces que la sangre llegó al río entre Sálvame y Cazamariposas.