comscore
viernes, 19 agosto 2022 10:23

De mueble a mueble: Rosa Benito y Toño Sanchís, ¿carreras paralelas hundiendo GH VIP y Levántate?

Mediaset ha decidido apostar por Rosa Benito para remontar la situación del formato Levántate. En su primera edición con anónimos el programa promedió un aceptable 19,6%, pero posteriormente con su edición All Stars bajó hasta el 16,1% con Toño Sanchís encabezando el reparto. La ex colaboradora de Sálvame y ganadora de una de las ediciones de Supervivientes no concursará sola: lo hará con su hija Chayo Mohedano, por lo cual el morbo se incrementa.

 

Recuerden que la relación entre Rosa Benito y Mediaset se rompió después de que la nuera de Rocío Jurado prometiese al grupo que su yerno iba a retirar las demandas contra la cadena a cambio de 80.000 euros, pacto que parece ser que se rompió ya que el marido de Chayo siguió con sus demandas, en este caso contra productoras de confianza relacionadas empresarialmente con los propietarios de Telecinco.

 

Rosa Benito había anunciado que dejaba la cadena, pero ya lo hizo en 2015: «Hasta ahora nadie me ha pedido que vuelva, pero si lo hicieran, ¡antes me rompo las piernas!». Recuerden que semanas después los colaboradores del Deluxe recibieron a la ex colaboradora con escayolas falsas. Pero la situación de remató su carrera televisiva fue su criticada actuación en la pasada edición de Gran Hermano VIP, donde no dio «el juego que se esperaba de ella» pese a ser la concursante con mejor caché del concurso.

 

A finales de junio Rosa dejó Sálvame, parece ser que por voluntad propia: «Hay momentos en los que yo no me siento cómoda y otros tampoco. Las cosas igual que empiezan, terminan (…) Me he notado un poco apartada, a lo mejor más con los directores, pero entiendo que tengan dolor y que en algunos momentos no me quieran ver y eso quizás me ha ayudado a tomar la decisión de irme, porque me gustaría que todo fuera como al principio. Tengo dolor del último día, pero no rencor. Con Belén Esteban la relación está fría».
Pero como decimos, su gris participación en GH VIP condicionó su marcha: «En una balanza entre mis hijos y todo lo demás, me quedo con mis hijos. pero cuando yo salí de GH y vine al Deluxe… Aquello fue horroroso, por el machaque que tuve. Me sentí sola. Yo en GH fui yo misma, y cuando salgo lo que se ha visto es que lo hice muy mal y me vinieron todas las inseguridades». Aun así Rosa ha incumplido su palabra de apartarse del famoseo: «No pienso vivir toda la vida de esto. Me gustaría poner una peluquería, una tienda de souvenirs… Aquí, he sido muy feliz, he vivido grandes momentos y lo malo yo lo olvido y me quedo con lo bueno».
Más extraño es el caso de Chayo Mohedano, que hace cuatro años dejó de colaborar en televisión con ¡Qué tiempo tan feliz!: «Todo empieza porque arremeten contra mi marido, que es una persona anónima, cuando nos enamoramos locamente. Lo único que hizo fue casarse conmigo y quererme, por eso lo atacaron y difamaron. Llegaron a afirmar que tenía siete causas pendientes con la justicia y publicaron una reseña policial; eso está penado por ley. Mi marido es inocente».