comscore
miércoles, 28 septiembre 2022 0:00

La bronca más grave y encarnizada entre Paz Padilla y Mila Ximénez que traerá consecuencias

No es la primera vez que Paz Padilla se ve envuelta en un conflicto de estas características. Quizá no es tanto un conflicto como la consecuencia de una causa. La gaditana, a pesar de llevar el mismo tiempo que Jorge Javier al frente de Sálvame, no ha conseguido ganarse al cien por cien el cariño, y sobre todo, la confianza de sus compañeros. Jorge ejerce de dueño del cortijo pero les entrega bocanadas de aire fresco y un hombro donde apoyarse cuando los contertulios sufren los balazos de quienes por allí se lucen. Paz está acostumbrada a otra cosa. Ella es show. Una mujer de escenarios que cuando las luces se encienden actúa y cuando se apagan, desconecta. Por eso no es capaz de mimetizar y empatizar con unos compañeros que se dejan la piel en plató y se llevan los conflictos a casa. Cuentan que están realmente cansados de que la humorista recuerde constantemente que ella es quien allí tiene el cetro. Y ayer volvió a pasar.

 

pazpadillamilaximenez_560x280

La noticia no era otra que la de Kiko Rivera intentando alcanzar a caramelazos al rey Melchor de la cabalgata de Castilleja de la Cuesta (Sevilla) el pasado 5 de enero. Irene Rosales, esposa del DJ, hizo una crítica en Facebook cargada de faltas ortográficas. Una en concreto fue la que hizo saltar a la presentadora. Irene escribió «Mercho» en lugar de «Melchor», un error nada común entre la gente de Andalucía pues aunque la mayoría pronuncien «merchó», por una cuestión dialéctica, el escribirlo de manera errónea no tiene justificación. Kiko Hernández y Mila se mofaron profundamente de esta errata y Paz Padilla salió por peteneras: «¡Estoy harta de que os riáis del acento andaluz! ¡Basta ya! Lo habéis dicho 5 veces: ‘merchó, merchó, merchó’, yo también soy andaluza y estoy cansada de que os riáis de eso». Lo cierto es que nada tiene que ver el tener acento andaluz con tener faltas de ortografía pero Mila, en un intento de explicárselo a la presentadora, se vio atrapada en una serie de interrupciones que hizo que acabase abandonando el plató no sin antes tachar a Paz de «inculta» y de que hacía apología del analfabetismo. Como explicábamos a priori, los focos se apagan y Paz desconecta. Sin embargo, Mila, parte activa del show Sálvame, se lleva los temas a casa y desde su Twitter publicó esto:

En una cena después de la tensa y convulsa tarde de ayer, Mila Ximénez, Belén Rodríguez, Belén Esteban e Ylenia Padilla comentaban, seguro, la jugaba y los oídos de Paz debían estar como mínimo echando sangre. No contenta con haber escrito ese par de tuits a las 22.15 y 00.24 de la noche (¡dos horas de debate!), su compañera y amiga Belén Esteban la secundaba y escribía algo que, sin duda, traerá cola. Algunos medios anuncian el toque de atención de Mediaset a Paz Padilla y afirman, además, que sus días en la cadena de Fuencarral están contados. ¿Cómo acabará esto?