comscore
viernes, 19 agosto 2022 11:05

Guerra abierta entre Letizia Ortiz y Kate Middleton: estas son sus grandes (e insalvables) diferencias

Las comparaciones son odiosas pero inevitables. Desde que Letizia Ortiz entró en nuestras vidas, no han sido pocas las comparaciones y los espejos en los que la propia soberana se ha fijado, hasta conseguir su propio estilo para marcar tendencia. Una de las principales preocupaciones de la Reina es evitar tener gastos superfluos, de ahí que sea habitual en ella repetir estilismos e incluso customizarlos para actualizarlos, como ocurrió con el vestido de gala gris perla -diseño de Lorenzo Caprile– y que utilizó en la cena de gala la noche anterior a pasar por el altar y, que tras actualizarlo, quitando de aquí y poniendo allá, volvió a utilizar.

Su gesto ahorrativo choca principalmente con Catalina de Cambridge a la que nunca vemos repetir estilismo y, mucho menos, desempolvar su armario. Natasha Archer, su estilista desde hace cinco años, es la encargada de mantener un vestuario acorde a sus necesidades. Dicen, incluso, que con sus estilismos intenta hacer guiños al país del que procedan las visitas protocolarias. También se encarga ella de enviar emotivos mensajes que, de algún modo, recuerden los momentos familiares de la inolvidable Diana de Gales.

 

letiziakate
Quizás por eso, nuestra Reina decidió también contratar a una estilista de dilatada trayectoria. Tras años de tropezones estilísticos evidentes, decidió confiar tamaña labor a Eva Fernández. Desde 2015 es la persona de máxima confianza de Doña Letizia, la que le ayuda en su cotidianeidad y que, además, sirve de puente entre las marcas que la visten y Zarzuela. Pero lejos de lo imaginado, Letizia no necesita de una gran corte para conseguir un look perfecto. Tanto es así que, para cuidar su maquillaje y peluquería, solo recurre a su personal de confianza de su época de TVE. A pesar de que hubo un tiempo en los que confió en la estilista de la Infanta Cristina,  finalmente optó por dejar su testa en manos de Luz Valero y Asunción, responsables del look sofisticado  por el que se inclina desde hace ya varios años.

Muy al contrario, Kate Middelton, prefiere ser más tradicional. Por eso no experimenta cambios drásticos en su larga melena morena. Desde que contrajo matrimonio con el Príncipe Guillermo, es Amanda Cook la encargada de que su melena luzca brillante y sana.

En cuanto a la crianza y educación de sus vástagos, Doña Letizia lo tuvo claro desde el principio. Sería ella personalmente -y solo ella- la encargada del cuidado de la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía, delegando las labores a su madre, Paloma Rocasolano, en el caso de que, por motivos de representación, deba ausentarse del Pabellón de los Príncipes. El padre de la Reina, el periodista Jesús Ortiz, también sigue de cerca los progresos de Leonor y Sofía e, incluso, se las ha llevado, en compañía de Ana Togores, de viaje a Cantabria en alguna ocasión.

Más radicales son en la Casa Real britántica, quizás debida a su ajustada etiqueta y la flema reinante. Se exige que sea una institutriz -en este caso la española María Teresa Turión– la que se encargue del cuidado de los retoños de los Duques de Cambridge, a pesar de que Cate y Willian intentan no cometer los mismos errores que Lady Di y el Príncipe Carlos y procuran ser unos padres presentes para sus pequeños Jorge y Carlota.

La Reina Letizia cuenta con la ayuda de Duque de Abrantes para evitar que cometa errores en los actos protocolarios. Es el otro hombre de la Casa Real

Pero si en algo se diferencian Cate y Letiza es en las personas que les acompañan de manera continuada. Catherine cuenta con la presencia de Rebeca Deacon, experimentada mujer de 33 años, que le ayuda en el protocolo y lleva su agenda personal. Desde que se hizo pública su relación con el Príncipe, se convirtió en su sombra: siempre detrás de ella y, por supuesto, siempre mantenida a la izquierda. Ayudándola a sostener el bolso cuando el protocolo manda, o a recoger aquellos presentes que le entregan. Es, también, la que, de forma discreta, explica al oído a quien debe saludar, dónde se debe situar y cuál es la actitud que debe tomar frente a una u otra situación.

Por su parte, Doña Letizia debe confiar sus asuntos en José Manuel Zuleta desde 2007. Es el jefe de la Secretaría de su majestad la reina, teniente coronel de Caballería, Duque de Abrantes y su mano derecha y “el otro hombre” de Letizia. Acompaña a la reina en todas las actividades institucionales. Siempre dos pasos por detrás de la Reina y donde se limita a observar, pero no corregir.